Escucha esta nota aquí

El fútbol boliviano cambió para siempre en 1960, con la instauración del campeonato más antiguo del país, la Copa Simón Bolívar, que sigue vigente.

Fue la oportunidad de integrarse, conocerse y competir entre todos. Antes los “nacionales” eran torneos entre paceños, cochabambinos y orureños. En esta nueva etapa participaban siete de los nueve departamentos.

La creación de la Copa Libertadores de América obligó a disputar un torneo nacional para definir un representante del país. Se desarrolló con algunas polémicas y mucho éxito hasta 1976. Cada jornada era una fiesta en las ciudades. A partir de 1977 todo sería distinto porque se dividió el fútbol, pero esa es otra historia.

Guabirá campeón. El primer equipo de provincia en ganar el título

En 1960 se declaró desierto el torneo. La FBF decidió que Aurora y Wilstermann, primero y segundo, tras dos fechas de las seis a jugarse en la fase final, definan el título. Ganó Wilstermann y jugó la Copa Libertadores pese a las protestas de algunos clubes.

En 1961 hubo una versión diferente, con 16 equipos, varios de provincia. Participaron Racing de Llallagua, Beni de Riberalta, Atlético Alianza de Uyuni, The Strongest de Pulacayo, Ferroviario de Tupiza, Oriente de Trinidad, Deportivo Huanuni, Petroleros de Oruro, Pando de Cobija y Deportivo Chaco de Colquiri; además de Petrolero de Santa Cruz, Ciclón de Tarija y Nacional de Potosí.


Bolívar ganó tres versiones de la Copa Simón Bolívar. Se adjudicó la última en 1976

Algunos equipos se rebelaron por desacuerdos con la FBF y no participaron. Municipal de La Paz se consagró campeón.

En 1962 no se disputó y Bolivia no tuvo representante en la Copa. En 1963 no se jugó por el Campeonato Sudamericano, sin embargo, la FBF decidió que Aurora represente al país tras haber ganado un torneo no oficial.


Ramiro Blacut y Raúl Álvarez, de Bolívar y Universitario de La Paz

En 1964 vuelven a la Copa los equipos de provincia. Always Ready de Beni, Deportivo Pando, Bolívar de Colquiri, Nacional de Huanuni, Alianza de Uyuni, San Cristóbal de Llallagua, Independiente Petrolero de Villazón, Los Andes de Quechisla; más The Strongest, San José, Oriente Petrolero, Aurora y Junín de Sucre.

Fueron cinco años con problemas debido a las marcadas diferencias que existían entre dirigentes de La Paz y Cochabamba.

En 1965, se suma oficialmente Santa Cruz al Nacional, con Oriente Petrolero como campeón. El torneo empieza a ser mucho más competitivo, aunque no libre de polémicas. Aparecen Destroyers, Blooming y Guabirá como animadores. Bolívar es campeón en 1966 y Wilstermann en 1967.

En 1968, Blooming logra el primer triunfo de un equipo cruceño en La Paz, al derrotar a Always Ready 5-2, y es acusado de ayudar a Guabirá para que clasifique a la Copa. Los celestes perdieron en mesa un partido con los azucareros por haber incluido seis extranjeros en cancha, cuando el reglamento solo permitía cinco.

Guabirá acabó segundo, detrás de Bolívar, pero la FBF le quitó los dos puntos que le ganó a Blooming y lo obligó a disputar un partido extra con Litoral de Cochabamba. Los montereños se negaron a jugar y Litoral fue declarado subcampeón Nacional, con cupo en la Libertadores, que había aumentado a dos plazas por país.

En 1969, participan tres equipos por departamento. Universitario de La Paz fue el campeón. En 1970, le tocó el turno de Chaco Petrolero.

No había hegemonía de equipos, pero sí de región en el Nacional. El título pasaba de mano en mano entre los paceños. Sin embargo, Oriente Petrolero se encargó de cortar esa racha al consagrarse campeón en 1971. Santa Cruz se afirmaba como plaza futbolística importante.

En 1972, Wilstermann se queda con el título. El aviador logra el doblete en 1973. En tanto The Strongest gana por segunda vez el campeonato en 1974.

Guabirá conquista el título nacional en 1975. Se convertía en el primer equipo de provincia en lograr ese halago.

La vieja Copa Simón Bolívar disputaría su última versión en 1976, con Bolívar como campeón.

Después todo sería distinto. Desapareció más de una década y resucitó. Hoy se juega, aunque la mística es distinta. Salud por aquellos campeones.

Los equipos de Universitario de Sucre y Oriente Petrolero mezclados, en una postal de la Copa Simón Bolívar en el viejo estadio Sucre