Escucha esta nota aquí

La época posterior a Antonio Conte comienza en el Inter de Milán. Tras la salida del técnico que devolvió la gloria al club, con la conquista del 19º título de la Serie A, Simone Inzaghi fue anunciado este jueves como nuevo entrenador.

Inzaghi, de 45 años, hermano pequeño del también exfutbolista Filippo Inzaghi, firmó un contrato de dos temporadas, anunció el Inter en un comunicado. Será su primera experiencia como técnico lejos de la Lazio, a la que dirigía desde 2016.

En un periodo con muchos cambios en los banquillos de la Serie A (ocho de los diez primeros clubes del campeonato cambian de técnico), Inzaghi renunció en el último momento a una renovación prácticamente firmada con la Lazio para iniciar un nuevo desafío.

Este técnico enérgico heredará el equipo construido por Conte en los dos últimos años, aunque quizás con algún jugador importante menos debido a que el propietario del club, el grupo chino Suning, vive una profunda crisis económica y necesita efectivo.

El redimensionamiento económico -descenso de la masa salarial- fue rechazado por Conte, que no quería rebajar su ambición deportiva tras conseguir destronar a la Juventus, reina en Italia desde hacía casi una década.

De hecho el salario del nuevo técnico muestra la receta del nuevo Inter. Inzaghi cobrará unos cuatro millones de euros (4,88 millones de dólares), lejos de los 12 que cobraba Conte.

- Con Lukaku -

Inzaghi llega a Lombardía con un contrato de dos años, precisó el club en su comunicado, sin saber exactamente con qué jugadores podrá contar para defender el Scudetto.

Dos de sus mejores jóvenes, el lateral marroquí Achraf Hakimi (22 años), que fichó hace un año, y el delantero argentino Lautaro Martínez (23), son muy apreciados en el mercado. El primero es cortejado por el PSG y el segundo tiene buen cartel en España.

El defensa eslovaco Milan Skriniar (26) también es citado como un jugador que podría dejar un buen dinero en caja, aunque la directiva del Inter asegura que limitará la salida de los titulares.

Antes de acceder al cargo Inzaghi había tranquilizado a Romelu Lukaku, la estrella del Inter, muy próximo a Conte.

"Me quedo en el Inter", respondió el miércoles el delantero belga a la cadena de televisión de su país VTM.



Comentarios