Escucha esta nota aquí

Cambios drásticos. A finales de mayo, 18 jugadores de Sport Boys concluirán su contrato con la institución warneña y se avizoran cambios en la plantilla. El entrenador de equipo, Pablo Caballero, ya es consciente de la situación y sabe que tiene que echar mano de los deportistas que se queden hasta el final del torneo, ya que esta situación se da por el cambio del calendario liguero. Se irán a falta de cinco fechas de la conclusión del Apertura.

Caballero empieza a armar su plan para sostener a su equipo hasta las últimas jornadas del torneo local. “Hay que ver el futuro y el futuro dice que en 20 días se le termina el contrato a 18 jugadores en Sport Boys. Así que tenemos que rearmarnos, que reagruparnos en la guerra, como se dice. Trabajar mucho mejor para el próximo torneo”, expresó Caballero.

Los jugadores también han tomado en cuenta esta figura que los puede dejar sin equipo desde 31 de mayo hasta el 2 de julio, día en que finaliza el torneo. “Lo más lindo sería que si uno tiene que irse vengan y se lo digan a uno acá y no hay problema”, afirmó el portero Carlos Arias. Al ser uno de los más experimentados, sabe que si los resultados no se dieron, como hasta ahora, los cambios son normales en los planteles.

“Si ellos creen que no deben continuar (algunos jugadores), llaman y se charla. Eso es simple”, enfatizó el volante Edivaldo Rojas, que llegó para reforzar en junio del pasado año. Extraoficialmente se conoce que 12, de los 18, quedarán fuera del club y tendrán que acudir a otras ofertas en otras instituciones. “A mí me tiene sin cuidado porque eso es normal”, añadió Arias.

Caballero prefiere jugar de día

El entrenador paraguayo aseguró que prefiere jugar de día, así como lo harán este sábado ante Wilstermann (15:00), para aprovechar los efectos del calor de Santa Cruz. “Yo quiero jugar de día, pero tengo que preparar el equipo para jugar a cualquier hora, no hay excusas. Es muy difícil ganarle a Sport Boys a las 15:00. Así como The Strongest y Bolívar tienen la altura, nosotros tenemos el calor, que incomoda a los que vienen aquí”, dijo.

“Prefiero jugar en esa cancha (en el Samuel Vaca Jiménez) que conocí con mi anterior equipo (The Strongest), que es una caldera y muy difícil. La gente realmente apoya. Yo estoy esperando a debutar en Warnes”, añadió Caballero, que hace poco llegó al banquillo del equipo warneño, que está en la novena posición de la tabla del torneo, con 14 unidades.

Comentarios