Escucha esta nota aquí

SportsTv Right, la empresa que tiene los derechos de televisión de los campeonatos de la División Profesional hasta este 2020, propuso a los clubes apoyarlos económicamente con un plan post pandemia una vez se reanude la temporada y de pagar más de 40 millones de dólares por un nuevo contrato de TV.

Esto se conoció de un audio que se filtró de la reunión virtual (video conferencia) que sostuvieron el domingo por la mañana los presidentes de 11 de los 14 clubes del fútbol profesional. No asistieron los representantes de The Strongest, Always Ready y Aurora.

De la cita participaron Bolívar, Wilstermann, Oriente Petrolero, Blooming, Guabirá, Real Santa Cruz, Royal Pari, Nacional Potosí, Real Potosí y San José, más el presidente de la División Profesional, Robert Blanco.

La cita duró aproximadamente una hora. La novedad fue que se informó a los participantes que José Quiroga, presidente de SportsTv Right tuvo una reunión el sábado con dirigentes de cuatro clubes (Wilstermann, Blooming, Oriente Petrolero y Guabirá) a quienes les comunicó que estaba dispuesto, ante la emergencia y la crisis  sanitaria, a apoyar hasta fin de año a los 14 clubes en los gastos por la implementación del sistema de bioseguridad, de pasajes aéreos, hospedaje e incluso la logística en cada partido.

Derechos de Tv

El debate se profundizó cuando se discutió el tema de los nuevos derechos de televisión que debe acordarse por la temporada 2021-2024, habida cuenta que la aspiración de la mayoría es que la nueva empresa que lo adquiera supere los 40 millones de dólares por los nuevos cuatro años. Cabe recordar, que Sportstv Rights pagó 12 millones de dólares por la temporada 2016-2020. 

Sobre el tema, Grover Vargas, presidente de Wilsterann, contó que tocó el asunto con Quiroga, quien le comunicó que ya la FBF le pidió $us 45 millones para renovar, aunque está claro que por contrato no puede entrar en la nueva licitación porque para renovar tiene la potestad (preferente) de igualar o mejorar la oferta de otro interesado que se postule.

“Si queremos que la televisión nos pague 50 millones de dólares por qué no. Les aseguro que estamos cerca”, contó el mandamás del cuadro aviador, quien instó que en futuras propuestas estén unidos para luchar por este objetivo. “La unidad hace la fuerza”, sostuvo.

¿Hay un plan para volver a jugar?

¿Qué haremos como clubes en esta crisis, tomando en cuenta que antes de la cuarentena ya estaba complicado el panorama y qué hacemos para transformar nuestra realidad? Preguntó Marcelo Claure.

El presidente de Bolívar considera que hasta el momento no hay un plan de salvataje para el fútbol boliviano y que la dirigencia está desaprovechando la crisis y el tiempo que hay para buscar posibles salidas al duro momento que viven y vivirán los clubes en lo que resta del año.

Rafael Paz, presidente de Guabirá y Vargas culparon al comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol por la incertidumbre que atraviesan porque hasta el momento no les ha informado sobre las gestiones que viene haciendo, incluidas la que tuvo con miembros del Gobierno nacional, e hicieron énfasis en la falta de un informe económico de lo que le ingresó económicamente en los últimos meses y de cómo se maneja administrativamente la FBF.

“Nos tienen ciego y esto nos causa intranquilidad. No podemos ser alcahuetes del mal manejo de la Federación”, dijo Paz. “El misterio más grande es lo que pasa internamente en la Federación”, acotó Vargas.

Mario Franklin Chávez, presidente de Royal Pari, aclaró que la falta de un informe de las finanzas de parte del presidente de la FBF también lo hizo a tomar distancia del titular federativo. Además, aclaró que la posición de su club es abogar para que continúe la competencia de la temporada y que todos los premios del año se distribuyan de acuerdo a los logros deportivos.

“Los dueños del espectáculo tenemos derecho a qué empresa elegir para que nos transmita los partidos. Mientras mejor paguen, beneficiará a todos. Tenemos que pararnos más fuerte con Quiroga o la empresa que sea”, expresó el titular del club inmobiliario.

La propuesta de Paz y de la mayoría de los clubes fue que los equipos vuelvan a los entrenamientos a mediados de junio, previo una charla con autoridades del Gobierno.

Juan Jordán, presidente de Blooming, sostiene que se está en el momento más importante para cambiar en el balompié nacional y admitió que en el tema de derechos de televisión jamás se hizo un contrato justo porque ignoraban lo que podían ganar internacionalizando nuestro fútbol.

“No nos mostraban, pero tampoco nos dejaban ver. Estábamos encapsulados, pero ahora se puede decir que habrá un antes y un después porque se han logrado mucho en los últimos dos años”, dijo y destacó en esta nueva forma de ver el fútbol al presidente de Guabirá y a su hijo, quienes fueron los que dieron nuevas ideas, que por algunos fueron calificadas de simples ‘locuras’.

Según el mandamás de la academia cruceña, si se quiere jugar las 40 fechas de la temporada, el torneo Apertura tiene que reanudarse a mediados de julio, de lo contrario no se podrá completar lo que reza la convocatoria. “Blooming quiere jugar porque nuestra posición es que los premios se ganan en cancha”, puntualizó.

Ronald Raldes, presidente de Oriente Petrolero, comentó que la propuesta de los 50 millones de dólares,  posiblemente de Sportstv Rigts, previamente esta empresa debería salirse del contrato vigente (goza de preferencia) para entrar en la licitación pública y lamentó que hasta el momento no haya de parte de la FBF un plan de retorno al fútbol.

“Al parecer la FBF no quiere que vuelva el fútbol y su interés es que termine el campeonato con las doce fechas que se jugaron. Ni siquiera nos han pasado opciones”, dijo.

A Claure le pareció bien que representantes de Oriente, Blooming, Guabirá y Wilstermann hayan hablado directamente con Quiroga sobre el tema del futuro contrato de televisión, tomando en cuenta que el actual vínculo concluye a fin de año.

Robert Blanco destacó las reflexiones de los dirigentes e instó a que se repitan las reuniones para encontrar la mejor salida a la crisis. “Valoro la iniciativa de haber charlado con José Quiroga (Sportstv Right), quien tiene interés en ayudar. Es una buena salida para que se pueda terminar hasta fin de año este campeonato”, sostuvo.

Blanco considera que no es una locura pensar que Quiroga quiera pagar 50 millones de dólares por un nuevo contrato de televisión, pues considera que el fútbol genera grandes cifras y de esto no es una excepción el fútbol profesional boliviano. Recordó que hace poco habló con el presidente del club Quindio, de la segunda división de Colombia, que por año recibe dos millones de dólares, siendo que su planilla anual es de $us 800 mil.

También hizo referencia al empresario uruguayo Paco Casal, quien adquirió los derechos del fútbol ecuatoriano, y que pagó $us 54 millones por cuatro años de contrato. “Por eso es que esos países se pueden fichar a buenos futbolistas y los clubes están más fuertes. Nosotros acá seguimos mendigando y seguimos a expensas de la plata del presidente para invertir. Es el momento de hacer mejor las cosas para que nuestro fútbol levante”, dijo.

Consejo superior, el jueves

El próximo jueves se reunirá el consejo superior. Se prevé que esta reunión los clubes le pidan un informe al presidente de la FBF sobre las gestiones que hizo ante el Gobierno para el reinicio del campeonato y sobre todo esclarezca el tema del manejo económico en el ente matriz, como también se retome la futura venta de los derechos de televisión.