Escucha esta nota aquí

La Academia Tahuichi Aguilera, 43 años de éxitos. Una institución que le demostró al país que el triunfo boliviano en el exterior era posible, con inolvidables equipos y grandes jugadores.

La esperanza de cambio en un fútbol boliviano acostumbrado a estar siempre en el mismo sitio, proveedor de cientos de jugadores, que no puede con un sistema que impide ir hacia adelante.

La academia creada por Rolando Aguilera Pareja, que obligó a la FIFA a pensar en categorías menores y que permitió alimentar los sueños de tantos niños.

La del popular “Diablo” Marco Antonio Echeverry; la del exitoso Erwin “Platini” Sánchez; la del destacado Juan Manuel Peña; la de Jaime Moreno, el veloz atacante que acabó en el Salón de la Fama en la MLS.

Aquella que ganó un título como Bolivia en el primer Campeonato Sudamericano Sub-16 en Lima, y asistió al primer Mundial de la categoría en China; la que conmocionó al país en el Mundialito de Argentina en 1981 con un juego espectacular e hizo salir a la gente a las calles para festejar cada triunfo, y que al final se quedó con el título que disputaba con el Internazionale de Milán.

Tahuichi, la de la lista interminable de talentosos futbolistas, que hoy siguen destacando en el fútbol nacional.

Comentarios