Escucha esta nota aquí

The Strongest cerró este miércoles, con su derrota por 3-0 ante Boca Juniors en La Bombonera, una jornada negra para los equipos bolivianos en Copa Libertadores.

La esperanza de los atigrados era conseguir un empate para alcanzar el tercer puesto en el grupo C y asegurar el pase a la Copa Sudamericana. No pudo, pese a que Barcelona, el líder de la serie, superó en Guayaquil a Santos por 3-1, resultado que favoreció a los brasileños por mejor diferencia de goles que los bolivianos.

Para Boca fue un partido clave, pues necesitaba los tres puntos para clasificar a octavos de final. Miguel Ángel Ruso puso a su mejor artillería, especialmente en ofensiva, donde Sebastián Villa, Carlos Tévez y Edwin Cardona fueron el desequilibrio ante un rival frágil en la marca y con muy pocos argumentos en ataque.

El gol de Agustín Almendra a los 2 minutos marcó la debilidad defensiva del equipo paceño, que debió batallar bastante ante la falta de consistencia y claridad de un medio campono ayudó a sostener el control de la pelota.

El  gol de Villa a los 43 minutos fue otra consecuencia del descontrol de la zaga aurinegra, tal como sucedió a los 56’ cuando Gabriel Valverde marcó un gol en contra en su afán de rechazar un centro del atacante colombiano.

Con el triunfo consolidado,  Boca introdujo los cinco cambios permitidos. El dominio continuó por el dueño de casa, que optó por cuidar la pelota para mantener su cómoda ventaja. Lo consiguió,  aunque sin mucho esfuerzo porque The Strongest no fue un rival exigente.


Comentarios