Escucha esta nota aquí

AS Roma aseguró su presencia en la próxima UEFA Champions League tras un partido de locura, pero fue una tarde triste este domingo en el estadio Olímpico. Y es que, después de 28 años jugando en la institución, el gran Francesco Totti dijo adiós al club de toda su vida.

Luego de jugar casi todo el segundo tiempo del encuentro ante Genoa, Francesco fue homenajeado por miles de aficionados, en la que siempre será su casa. Las lágrimas fueron constantes en el inmueble de la capital de Italia y no sólo fueron de los hinchas, sino también de los futbolistas de La Loba.

Se cumplió el objetivo, pero se fue la más grande leyenda en la historia del club. Imposible que la atmósfera fuera de alegría. Llora Francesco Totti. Lloran sus compañeros. Llora la afición. Y llora el fútbol.

Comentarios