Escucha esta nota aquí

La incursión en el fútbol argentino del excampeón mundial de Alemania 2006, el italiano Daniele De Rossi sigue captando la atención del mundo. Este fin de semana, el refuerzo de Boca Juniors cobró notoriedad no por su destreza sino por el planchazo que le propinó a su compañero Paolo Goltz, en el triunfo agónico por 0-1 a Banfield, en el Estadio Florencio Sola.

 

El experimentado mediocampista dio muestra de su rudeza en el campo de juego a la hora de luchar cada balón y quitarle la posesión al rival, aspecto que lo comprobó Goltz quien por el golpe terminó en el suelo por varios minutos. “Confianza ni en la camisa”, habrá dicho el ex Roma de Italia.

Las redes no se dejaron esperar aplaudiendo y disfrutando del anecdótico pasaje del italiano que cumple su sueño de militar en el xeneize.

Comentarios