Escucha esta nota aquí

La sala cuarta del Tribunal Constitucional de Sucre resolvió revocar el fallo que en agosto del año pasado favoreció a Robert Blanco. 

El directivo destroyista interpuso una acción de Amparo Constitucional ante el Tribunal Departamental de Santa Cruz para asumir como legítimo presidente de la Federación Boliviana de Fútbol en sucesión de cargo por el fallecimiento de César Salinas, ocurrido en julio de 2020.

Como no tuvo efecto la resolución, Blanco acudió al máxima instancia de la justicia boliviana para buscar una salida al conflicto legal que se había instalado en el fútbol boliviano y que le costó incluso que lo expulsen del comité ejecutivo de la FBF, pese a su cargo de primer vicepresidente, bajo el argumento de que su reclamo debió hacerlo ante tribunales deportivos y no en la justicia ordinaria.

Después de aproximadamente ocho meses, el Tribunal Constitucional de la capital de país explica en su resolución que el Amparo interpuesto por Blanco no es materia procesal, pues entiende que existen otros mecanismos de impugnación que pueden ser utilizados por el demandante.

De ahí es que en su resolución dice: “Resuelve: Revocar la Resolución 66 de 18 de agosto de 2020… pronunciada por los vocales de la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz; y, en consecuencia, Denegar la tutela solicitada”.

Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano y René Iván Espada Navia son los magistrados que firman la resolución de 13 páginas que fue publicada este jueves 8 de abril.

De esta manera, Blanco pierde un proceso judicial del que esperaba le sea favorable para que lo restituyan como presidente de la FBF. Ahora solo espera que se pronuncie sobre el caso el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), ya que su demanda también fue enviada a este ente punitivo al considerar que los actuales miembros de la FBF no respetaron los estatutos vigentes.

Comentarios