Escucha esta nota aquí

El Nashville SC se convirtió este jueves en el segundo equipo en retirarse del torneo de reanudación de la liga de fútbol norteamericana (MLS) debido al contagio por coronavirus de nueve de sus futbolistas.

"Nashville SC ha sido retirado de la competencia. Desde su llegada a Orlando, se han confirmado positivos de COVID-19 de nueve jugadores de Nashville", dijo la MLS en un comunicado. "La decisión se tomó en el mejor interés de la salud de todos los jugadores y personal participante en el torneo".

La liga había reportado el lunes que cinco futbolistas del equipo dieron positivo por coronavirus y que estaban a la espera de los resultados de pruebas adicionales a otros cuatro jugadores.

"El club no ha podido entrenar desde su llegada a Orlando y no podría jugar partidos”, dijo el comisionado de la MLS, Don Garber.

Por su lado, el equipo del estado de Tennessee explicó que uno de sus futbolistas dio positivo a su llegada a Orlando y el resto en los días posteriores.

Antes de viajar "adoptamos todas las medidas necesarias y seguimos todos los protocolos establecidos por la Liga, así como por las autoridades sanitarias", dijo la franquicia en un comunicado. "Nuestra atención se centra ahora en la recuperación de nuestros jugadores y en llevar a nuestro grupo de viaje completo de vuelta a casa de forma segura".

El pasado lunes, el FC Dallas fue el primer equipo en tener que abandonar el torneo 'MLS is Back', que se celebra desde el miércoles a puerta cerrada en el complejo deportivo de Disney World (Orlando), por el contagio de 10 jugadores y un miembro del cuerpo técnico.

La MLS ha implementado grandes medidas de prevención alrededor de los equipos, concentrados todos en un mismo hotel de Disney World (Orlando), aplicando miles de pruebas a futbolistas, entrenadores y el resto del personal.

La noche del miércoles, horas después de la inauguración del torneo con la victoria 2-1 del Orlando City ante el Inter Miami, la MLS dio el balance de los últimos exámenes aplicados entre el martes y el miércoles, en los que hubo cuatro positivos de 1.888 pruebas.

La MLS tuvo que suspender la temporada a mediados de marzo debido a la pandemia cuando apenas llevaba dos jornadas, pero ahora es una de las primeras competiciones en reactivarse, avanzándose a las Grandes Ligas de béisbol y a la NBA, que también reanudará su temporada en Orlando el 30 de julio.

En los alrededores de Disney World, la situación sanitaria se viene deteriorando en las últimas semanas con el gran aumento de casos de COVID-19 en el estado de Florida.

Entrevistado la noche del miércoles, el comisionado Garber subrayó que, aunque el Nashville SC tuviera que abandonar, el torneo seguiría adelante.

El 'MLS is Back', en el que permanecen 24 equipos, cuenta con un formato similar al de la Copa del Mundo, con fase de grupos y eliminatorias que concluirán con la final del 11 de agosto. Tras el abandono del FC Dallas y el Nashville SC, la MLS ha reconfigurado la primera fase para crear seis grupos de cuatro equipos cada uno. 

- Homenaje a víctimas de policía -

A las nueve de la mañana del jueves, en un horario inédito en la historia de la MLS, arrancó el segundo partido del torneo, en el que el Philadelphia Union derrotó 1-0 al New York City FC con un solitario gol del centrocampista estadounidense Alejandro Bedoya en el minuto 63.

Al igual que en el choque inaugural, el partido comenzó con una demostración de solidaridad con el movimiento antirracismo desencadenado en Estados Unidos a raíz del crimen del afroamericano George Floyd por un policía blanco en mayo.

Los jugadores del Philadelphia Union salieron a calentar con camisetas negras con la inscripción "Black Lives Matter" (La vida de las personas negras importa) y luego revelaron sus uniformes de color blanco que, en lugar de sus propios apellidos, llevaban los de personas afroamericanas víctimas de la brutalidad policial en los últimos años, como (Eric) Garner o (Alton) Sterling.

En la parte baja de las camisetas, bajo los apellidos, estaba inscrito el mensaje: "One name, too many" (Un nombre, demasiados).

El propio Bedoya, quien logró el tanto del triunfo con un zurdazo cruzado desde dentro del área, portó un brazalete de capitán que llevaba inscrito el nombre de 30 víctimas de la policía.

Con este resultado la franquicia de Philadelphia se coloca en el segundo lugar del Grupo A igualado a puntos con el líder, el Orlando City.

La jornada del jueves se cerrará con el partido entre el Montreal Impact, que dirige el francés Thierry Henry, y el New England Revolution que abrirá el Grupo C y arrancará a las 20:00 locales (20:00 hora

de Bolivia).