Escucha esta nota aquí

El argentino Boca Juniors y el brasileño Santos empataron 0-0 en el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores 2020 jugado este miércoles en el estadio La Bombonera en Buenos Aires.

En un partido de desarrollo discreto y con pocas emociones, ni el 'xeneize' ni el 'Peixe' consiguieron sacarse ventajas, por lo que la definición de la semifinal se muda al desquite que se celebrará el 13 de enero en Vila Belmiro, donde Santos tendrá la localía y Boca podría avanzar en caso un empate con goles de por medio.

El ganador de esta serie se medirá en la finalísima del 30 de enero en el Maracaná con el vencedor de la otra semifinal entre el argentino River Plate y Palmeiras, que ganó 3-0 el primer duelo como visitante.

- Incómodo -

Boca empezó con mayor determinación y buscó llevarse por delante a Santos, que a su vez se replegó en el arranque, y el local tuvo su primera gran oportunidad en un gran pase de Tevez para el colombiano Villa que definió de zurda, pero el balón dio en el travesaño y salió.

Esa ocasión sería la más clara y la única que tuvo Boca por un rato largo, en la medida que Santos se acomodó mejor al partido, salió del asedio y emparejó el desarrollo con una buena participación de Yeferson Soteldo.

Hábil y movedizo, el joven venezolano le imprimió ritmo al ataque visitante, ganó espacios entre el medio campo y la zaga de Boca, y consiguió generar algo de inquietud, aunque quedó muy solo en sus incursiones, sin compañía de arte de Marinho y Kaio Jorge.

Un zurdazo de media distancia de Pituca que fue directamente a las manos de Andrada y un derechazo cruzado de Marinho que también encontró bien parado al arquero local fueron las únicas aproximaciones de Santos, que estaba cómodo en el desarrollo y cumplía con la función de maniatar y cortar los circuitos de ataque de Boca.

Con marcas personales y una estructura consistente, Santos lograba el objetivo de no ser inquietado por Boca, pero al mismo tiempo no llegaba con riesgo, y así la primera parte se consumió en un cero trabado, muy cerrado, casi huérfano de emociones.

- Medio boleto -

Un remate de Salvio que John sacó con esfuerzo en el arranque del segundo tiempo presagiaba más emociones, a la vez que Santos perdía su mejor carta con la salida de Soteldo, presumiblemente por cansancio.

De todos modos, el 'Peixe' volvió a acomodarse y tuvo un breve pasaje en el que puso en aprietos a Boca, y estuvo cerca de anotar en un zurdazo de Marinho, que buscó el rincón, pero encontró una buena respuesta de Andrada, y luego con un derechazo desviado de Kaio Jorge desde buena posición.

El mejor momento de Santos en el partido pasó y el duelo entró en un desarrollo discreto, en un tramo en el que Boca tuvo su chance en un remate de Tevez, que buscó la comba al segundo palo, pero el derechazo se le fue apenas ancho.

Del otro lado llegó la única polémica de la noche, en un posible penal de Izquierdoz sobre Marinho, aunque el árbitro Tobar y el VAR acordaron que no hubo falta del defensor de Boca.

El empate no se rompió porque Luan Peres apareció a tiempo para robarle el balón a Abila cuando el delantero se acomodaba para definir, y ya en tiempo de descuento, Jara remató muy alto desde la entrada del área, en la última favorable para el local.

Santos se llevó a Brasil el empate, un resultado que puede ser positivo, ya que la definición tendrá lugar en su terreno, pero Boca, acostumbrado a conseguir buenos resultados como visitante, también está en condiciones de sacar boleto a la final, tras los primeros 90 minutos de una serie cerrada y estudiada como una partida de ajedrez.

Comentarios