Escucha esta nota aquí

Para muchos es una persona no grata; sin embargo, casi todos los clubes lo buscan para que les solucione problemas. Dice que a la FBF le están “meleando” plata y la dejaron “en toco”, que desaparecieron 3 millones de dólares, y que a los clubes cruceños les va mal “por yescas”.

Víctor Hugo Pérez, abogado cruceño, 52 años, una de las cartas que juega el oficialismo en algunos conflictos. Forma parte de quienes apoyan al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Fernando Costa, a quien considera un gran dirigente, lo mismo que a Carlos Chávez. Señala a Edgar Peña Gutiérrez como un referente y a Miguel “Choco” Antelo como el mejor de los dirigentes cruceños.

Estudió en el colegio La Salle, su tesis de grado en la Universidad Gabriel René Moreno fue “La desprotección jurídica del futbolista profesional boliviano”. Casi tres décadas en el fútbol.

Pérez sigue de cerca todos los entretelones de un deporte que vive en crisis permanente, entre ellas, la última que paralizó el campeonato oficial y conduce al fútbol nacional a un callejón sin salida.

_¿Qué va a pasar con el amparo constitucional que volvió a presentar Robert Blanco?
“Todo es político. No va a pasar nada. Si salía procedente el amparo constitucional,  Blanco estaba suspendido por Conmebol; le daban la tutela, pero no podía asumir al no tener la condición de dirigente. Otra resolución del comité ejecutivo lo castigaba, lo sacaba de nuevo y volvía a ser presidente Costa. En la justicia ordinaria hay excusas, recusación, incidentes, la justicia deportiva es más directa. En el fútbol lo que impera es el apoyo. Así sacamos a un dirigente de una de las comisiones de la ACF que estaba en el cargo cuarenta años. Todo es con astucia, la norma no la miro, por es eso soy exitoso, porque es fútbol, porque es Bolivia”.

_Entonces, ¿a Blanco y sus colaboradores les falta picardía?
“César Salinas se iba a quedar en el cargo hasta que se canse; ahora, después de Catar, Costa puede seguir siendo presidente. Es lo que no entienden los del G 6, están perdidos. Un ejemplo, en la asociación (cruceña de fútbol), en la Primera A, los clubes “poderosísimos”, van discursean, dejan una carta y se salen (de la reunión), y Noel Montaño continúa como presidente y se ríe de ellos”.

 _¿Son ingenuos?
“El gran problema que tienen son los equipos de trabajo, el entorno. El G 6 y compañía lo tiene a Condorito, Cantinflas, a Chichuriru, a Vinchita, equipos livianitos, en cambio, en el otro equipo están Wilge Lizarazu, Pablo Salomón, Freddy Cortez, Freddy Téllez, Martín Iturri, y Víctor Hugo Pérez, no puej…no tienen opción. Pierden y pierden, y no saben qué hacer”.

_¿Uds. se las saben todas y ellos equivocan el camino?
“Los del amparo han sido “revolcados” desde la época de César Salinas. Han perdido todo, han perdido en el TAS, y tenían al mejor abogado del mundo. No van a ganar porque no tienen apoyo, y los que son presidentes de la federación son millonarios. Como manejaron (los cruceños) la federación desde 1996 hasta 2015, no van a aceptar un camba de presidente hasta dentro de un tiempo; tienen que meterse eso en la cabeza”.

Pérez no se guarda nada y apunta a los dirigentes cruceños, en especial a quienes manejan los clubes de la División Profesional, sobre todo contra Blooming y Oriente Petrolero, por su condición de 'grandes'.

“Los equipos cruceños son unos equipingos por yescas, mira este Oriente Petrolero y compará con el de 2016 para abajo, mirá a Blooming…equipuchos, yescas. Cuando estaba en Oriente el presupuesto era de 360 mil dólares y ahora es de 110. Esa es la realidad del fútbol cruceño, y no se van. En el 2000, Carlos Chávez se llevó medio Blooming (Cochi Justiniano, Tufiño, Martín Menacho, Lorgio Álvarez) y fue campeón en 2001”.

Acá le sale el hincha y protesta porque Oriente ya no tiene en sus filas grandes jugadores como antes. Extraña delanteras letales y apela a su memoria: “compará los de antes con los de ahora, Saucedo Landa, Aguilar y Toninho; Arturo García, Tucho (Antelo), Ramírez o Reveliz, alternando Carlos Da Silva; después Ñarrí Méndez, (José Alfredo) Castillo, el Búfalo Coímbra”.

 _Dejaste Oriente y hoy estás en todos lados.
“Me salí de Oriente en 2016 y fui a Sport Boys, salimos campeones. Después vine a The Strongest, tres años, pero también trabajaba con Always Ready (campeones en la Primera A); en 2018 trabajé en Wilstermann, cuando salió campeón con Álvaro Peña. Luego empecé a trabajar en la federación; a San José fui mandado por el G 8.

A Blooming le atendí y le atiendo casos, evité que le quiten más puntos la vez pasada. Lo que pasa es que no aparezco, pero manejo a los abogados. A Guabirá le estoy atendiendo dos casos de doping positivo, Dico Roca y Chajtur; los estoy defendiendo para que les quiten el castigo, les dieron dos años cuando la sanción ahora es de tres meses”.

 _Hoy trabajás para Fernando Costa. ¿Cómo lo definís?
“Costa es como Carlos Chávez. Idéntico, si toca lapos le mete. Preguntale a los de Guabirá lo que pasó en Montero. Una campal en el palco cuando todavía era presidente de Always Ready”.

_¿Y qué opinas de su gestión en la FBF?
“Está con las manos atadas, no es su gestión, él está solo contra cuatro votos del comité ejecutivo, que son del entorno de César Salinas. No son confiables para él. Si no fuera por su carácter, no estaría ahí”.

 _¿Existen o no existen malos manejos en la FBF?
Sí.

_¿Cuál es la situación?
La pelaron la FBF. En toco la agarró (Costa). Hay cuentas de 20.000 dólares en lavandería por ropa de la selección. 3.000.000 de dólares se robaron en la gestión anterior. Le dejaron 50.000 dólares y 800.000 bolivianos. Él asume y para que la selección se concentre presta 300.000 dólares de su bolsillo.

 ...A veces está con Dios pero también le presta servicios al diablo. Pasa de una vereda a otra sin problemas. No le preocupa lo que digan de él ni la fama que se ganó por su manera de ser, temperamental, vehemente.

Es un orientista “a muerte” por ende “antiBlooming”, pero acepta llevar adelante algunos casos de la academia, lo hizo en la época de Pimpo Bendek y también ahora con Juan Jordán. “La verdad, no los quiero ni un poquingo”, dice.

 _¿Tenés enemigos?
-Un año los oficialistas, otro año los de la oposición (se ríe). (Carlos) Chávez me quemó una vagoneta fuera de Oriente Petrolero, y yo los portones de su casa, fue en 2010. Me peleé con él porque no lo botó a Tico Lozada.

_Una vez amenazaste con una pistola a un periodista.
-Nos peleamos en Oriente, Néstor Clausen, que era el entrenador, se interpuso. Me sacó la mie... en la radio. Nos agarramos a puñetes y de ahí fui y traje la pistola. Se tiró al piso.

 _¿Y qué esperabas? ¡Estabas con una pistola..!
-Ahí Clausen se pone al frente y Chávez me quita el arma.

_¿Hiciste las paces o seguís peleado?
-Sí, somos amigos. Es fútbol…

_Fue fundador de Fabol, pero no tiene buena relación con David Paniagua.
Fui fundador de Fabol y ocupé el cargo de David hasta el 1998. El Decreto Supremo 23570, de incorporación a la Ley General del Trabajo lo hice yo. Los dos capítulos del futbol de la Ley del Deporte de (Carlos) Mesa y también fui proyectista de la que se realizó en la gestión de Tito Montaño.

_¿Cuántos juicios ganaste y perdiste, tenés idea?
Les he devuelto su carrera a Leo Fernández, Walter Flores, Luis Cristaldo, José Alfredo Castillo. FIFA los castigó por doping y en el TAS los anulé. En el TAS he ganado tres procesos, Oriente contra el Junior de Barranquilla por Carlos Villagra, contra el Cruzeiro por Marcelo Martins, y contra el Puebla por Milton Coímbra.

_Hace un balance y se considera un ganador, porque estuvo en el Oriente campeón en 2001,2004 (en mesa, ante The Strongest) y 2010, Sport Boys 2016, The Strongest 2017, Wilstermann 2018.
“Cuando digo “salí” es porque algo hice, por ejemplo, en Wilstermann jugaron las finales Serginho, Menona Saucedo, y Álvaro (Peña) dirigió cuando el TJD debió sancionarlos, los sancionaron después de salir campeón. En The Strongest, en 2017, a César Farías debían castigarlo por un incidente con Benjo Saucedo, pero terminó el campeonato dirigiendo, alargué meses el proceso, eso también juega”, explica.

Está pendiente de todo y dispuesto a todo. No le escapa a las polémicas en las redes sociales. Opina y responde sin importarle las consecuencias

_¿Qué dice tu familia, no le afectan tus conflictos?
Mis hijas miran a todos lados cuando salen de la casa, y están entrenadas para todo. A la mayor incluso le enseñaron a manejar un arma.

 _¿No te importa tu imagen o lo que se diga de vos, que te vean como un personaje antipático, peleador...?
-No, porque no pierdo nunca.

Comentarios