Escucha esta nota aquí

Walter Castedo, vicepresidente del club Destroyers y ex presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) sufrió el fin de semana pasado un infarto que hizo que sus familiares lo internen de emergencia en una clínica local donde guarda reposo.

Uno de sus hijos, Carlos, contó que hace tres días su padre sintió una fuerte presión en el pecho, por lo que fue trasladado a un centro de salud donde lo sometieron a los estudios correspondientes.

“Está estable. Le han hecho varios estudios de miocardio, pero le harán otros para definir si es o no necesaria una cirugía”, dijo Carlos, quien hizo notar que hace un año y medio aproximadamente su progenitor sufrió también un problema cardíaco similar.

“Por ahora no puede recibir visitas para resguardar su salud en esta etapa de muchos enfermos por el Covid-19”, sostuvo.

Castedo es un reconocido dirigente deportivo en el país. Forma parte del actual directorio que comanda Carlos Blanco en el club cuchuqui y entre  2002 y 2006 presidió el ente matriz del balompié nacional.