Escucha esta nota aquí

Luchó hasta donde pudo. Wilstermann vuelve de Asunción con una derrota ante Libertad por 3-1. Un resultado merecido para el cuadro paraguayo, que ahora esperará la revancha del próximo 2 de diciembre, en Cochabamba, con un mejor panorama, aunque la llave no está cerrada ya que el cuadro boliviano puede reivindicarse en casa y con un 2-0 podrá estar en cuartos de final de esta Copa Libertadores.

El equipo cochabambino jugó un buen primer tiempo. Su juego fue prolijo, sobre todo en defensa porque le cerró los caminos a la ofensiva del representativo local.

 La tarea de Pato Rodríguez, Carlos Melgar y Leonel Justiniano en el medio campo fue importante, ya que se encargaron de manejar los hilos de un Wilstermann, que tuvo llegadas claras con opción de gol, como la que ocurrió a los 37 minutos, cuando Melgar inició una gran jugada colectiva, de la que participaron Rodríguez y Serginho.

Lo que pasó en el segundo tiempo fue diferente, porque a los dos minutos de comenzado el segundo tiempo apareció el juvenil Julio Enciso para poner a Libertad arriba en el marcador. Descuido defensivo de Wilstermann, que se repitió a los 53 minutos con el gol anulado a Cardozo por fuera de juego y gracias a la intervención del VAR (video arbitraje).

De todas formas, el repunte del dueño de casa era notorio. Wilstermann daba muestra de cansancio y por eso aflojó en las marcas. A los 69 minutos, Rony Montero se equivocó al devolver la pelota al arquero. Su pase fue débil ya que eso posibilitó que ‘Tacuara’ Cardozo se quede con la pelota y defina ante la salida de Arnaldo Giménez.

Ante el bajón, Cristian Díaz se vio en la necesidad de hacer cambios en su equipo para fortalecer el ataque. Sumó al colombiano Humberto Osorio y Jaime Arrascaita. A los 75 minutos, un centro preciso de Juan Pablo Aponte, desde la izquierda, permitió que Osorio conecte un certero cabezazo y descuente para la visita.

Gol alentador para el equipo boliviano, aunque a los 78’ perdió a Benegas porque fue expulsado por doble amonestación. Con uno menos en cancha fue complicado y por eso para tonificar la marca, el DT de Wilstermann incorporó a Alejandro Meleán y a Paul Arano.

La tarea fue dura, pero aún en desventaja el representativo cochabambino se dio modos para inquietar el arco rival. Orfano y Didí Torrico se pusieron a tiro de gol con sendos remates a los 87’ y 88’ minutos, respectivamente. Pudo llegar la paridad. Lamentablemente a los 95’, cuando ya se jugaban minutos de descuento, apareció Adrián Martínez para decretar el 3-1 y asegurar así el triunfo de Libertad, que el próximo miércoles tendrá un duro duelo en territorio boliviano.

Comentarios