Escucha esta nota aquí

Con los pies en Montevideo y el oído en San Pablo Wilstermann avanzó en la Copa Libertadores. Se clasificó como segundo del grupo 5, por detrás de Palmeiras (13), que terminó como líder de la serie tras vencer a Atlético Tucumán (7) y de paso le dio a mano a Wilster (9), que no pudo en su visita a Peñarol (2-0).

Los dirigidos por Roberto Mosquera se aplazaron en el estadio Campeón del Siglo en un encuentro con escasas emociones y que marcó la despedida del equipo uruguayo. Un adiós con victoria, pero sin aplausos porque se jugó a puertas cerradas. El cuadro de Montevideo está sancionado por una pelea campal en el duelo ante el brasileño Palmeiras.

Wilster, que se embolsó 750.000 dólares por pasar a la segunda fase, perdió el partido en cuatro minutos. A los 37 Junior Arias picó el balón sobre la humanidad de Olivares para anotar el 1-0. El tanto le daba esperanzas a los tucumanos, que luchaban en Brasil en busca de una épica victoria que nunca llegó.

A los 41' minutos Iván Villalba aumentó el marcador (2-0) para el equipo charrúa tras un doble cabezazo en el área boliviana. El uruguayo Cristian Rodríguez peinó el balón para el ingreso de Villalba, que no perdonó a Olivares. Fueron las dos llegadas claras en la primera parte, que marcaron el rumbo del partido.

"Teníamos muchos  resultados que nos favorecían. El fútbol es así. Antes hicimos las cosas bien al comienzo para llegar a este momento así. Esperemos seguir sorprendiendo", afirmó el capitán del rojo Raúl Olivares al final del compromiso.

Los rojos, que jugaron con un hombre más por la expulsión del uruguayo Guzmán Pereira (51') tuvieron su chance de descontar a los 65 minutos. 'Pochi' Chávez estrelló el balón en el vertical del meta Gastón Guruceaga luego de un tiro libre lejos del alcance del arquero charrúa.

El partido se diluía con una victoria merecida del local, pero con los vallunos clasificados porque el cuadro tucumano pagaba cara su inexperiencia en torneo internacionales. Sobre el final, y para tranquilidad de los bolivianos, Palmeiras selló el triunfo (3-1), que le permitió respirar a los de Mosquera porque continúan soñando en esta Copa y de paso maquillar la pobre campaña que cumple en el torneo local. Es noveno a siete fechas para el final.

Wilstermann ahora deberá esperar el sorteo, que se llevará a cabo el 14 de junio para conocer a su rival de la siguiente instancia. El otro boliviano es The Strongest, que también se metió entre los 16 mejores de la  Libertadores.

.

 

 

Comentarios