Los dos jóvenes jugaran contra Alemania en cuartos de final de la Eurocopa-2024 el partido más importante de sus incipientes carreras

4 de julio de 2024, 11:11 AM
4 de julio de 2024, 11:11 AM

Amigos dentro y fuera del terreno, los extremos españoles Lamine Yamal y Nico Williams, nuevos rostros de la 'Roja', han amenizado el verano alemán, al ritmo de sus regates y de sus bailes en la Eurocopa.

Como dos adolescentes cualquiera en el patio del colegio, Yamal, de 16 años, y Williams, de 21, han aportado un aire fresco a la competición, con una mezcla de atrevimiento y de puro talento con su juego de pies.

Los dos jóvenes jugaran contra Alemania en cuartos de final de la Eurocopa-2024 el partido más importante de sus incipientes carreras.

Aprovechando que en Alemania no hay límite de velocidad, los rápidos extremos esperan llevar a España a semifinales, una fase que la 'Roja' ha alcanzado tres veces en los últimos cuatro torneos, incluida la pasada edición, en 2021.

Sobre el césped, los fenómenos del FC Barcelona y del Athletic Club han transformado a una selección que venía de caer en octavos de final del Mundial-2022 contra Marruecos, gracias a su dinamismo, insistencia y una pizca de magia.

Cada uno en su banda, "nos han transmitido esa juventud e inocencia que a menudo son tan importantes", valoró el centrocampista Rodri, mientras que Pedri habla de "dos jóvenes que se divierten en el campo".

A pocos días de soplar las 17 velas, Yamal ha encontrado en Nico Williams, cinco años mayor, un gran compañero pero también un amigo y un mentor en el seno de la selección española.

Los dos jugadores son inseparables, entrenando juntos en el campo base, bromeando todo el rato, pasando el tiempo libre jugando a la consola y celebrando sus goles uno junto al otro, con coreografías inspiradas en la red social TikTok.

Una complicidad que dio de que hablar después de la victoria contra Georgia (4-1) en octavos de final, un partido en el que ambos fueron decisivos.

Yamal, autor de una asistencia, y Williams, que anotó el tercer gol, jugaron una partida de 'Piedra, papel o tijera' para decidir quien bebía primero de un botellín, un desafío ganado por Williams.

"No me quería dar el botellín de agua y siempre lo echamos a suertes. Esta semana me va a tener que aguantar porque el no ha metido, pero espero que en el siguiente partido me pueda callar él a mí", explicó Williams después en zona mixta.

Reivindicar el fútbol de calle

Si logra hacerlo, Yamal batiría un nuevo récord de precocidad, convirtiéndose en el jugador más joven en marcar en una Eurocopa.

En un país gobernado actualmente por una coalición de izquierda pero que no es impermeable al ascenso de la extrema derecha en Europa, el peso en la selección de Williams y Yamal, hijos de inmigrantes, supone todo un símbolo.

Los padres de Nico Williams huyeron de Ghana atravesando el Sáhara a pie, hasta llegar primero a Bilbao y luego a Pamplona, donde nació Nico, mientras que Yamal, nacido en Cataluña, es hijo de un marroquí y de una ecuatoguineana.

Una circunstancia que no ha escapado a numerosos comentarios racistas en redes sociales, y a críticas por detalles como las botas de Yamal, que decidió decorar con las banderas de los países de origen de sus padres. 

Pero más allá de su historia personal, ambos son "muy parecidos" en el campo, según Williams, con una debilidad compartida, un estilo que recuerda al fútbol de calle.

"Nos gusta ver vídeos. Yo de pequeño veía muchos recopilatorios de Ronaldo, de Neymar, de Robinho... Al final se ha perdido mucho el talento de la calle. Yo estaba todo el día en la plaza de mi barrio jugando al fútbol e intentando hacer regates", resumió Williams en una entrevista al diario MARCA durante la Eurocopa.

Una fórmula por ahora ganadora para la 'Roja' cuyo techo está aún por descubrir.