Escucha esta nota aquí

Con 370.621 km cuadrados, Santa Cruz es el departamento más extenso de Bolivia. Es diverso y en su amplio territorio existen muchas opciones para visitar y deleitarse con su naturaleza y sus monumentos. La mayor característica de la tierra cruceña es el verdor de sus paisajes, que se encuentran en sus valles, en el chaco, en sus llanuras y en sus selvas.

10 agentes de viajes y turismo receptivo coinciden en que de manera urgente se tiene que reactivar este sector. Antes de que llegue la pandemia había un repunte, se registraba la llegada de muchos visitantes. La apertura de buenos hoteles y restaurantes, y la facilidad para hacer viajes cortos por el interior del departamento ayudaban a que el rubro se fortalezca. Todo ello terminó cuando llegó el Covid-19, se cerraron las fronteras, se suspendieron los vuelos comerciales y hasta algunas líneas aéreas dejaron de trabajar en la región.

Ellos dicen que Santa Cruz tiene todo para captar visitantes y ser un polo turístico. Posee buena infraestructura hotelera, restaurantes, un aeropuerto internacional, conexión terrestre con Argentina y Brasil, personal capacitado para trabajar en el rubro y sobre todo, sitios hermosos que visitar. 

Los agentes de viajes y expertos en turismos consultados son: David Álvarez, Gina Suárez, Gabriela Villegas, Nelson Pacheco, Diego Paz, Claudia Arriaza, Lenny Molina, María del Carmen Pedraza, Susana Cabrera y Luis Carlos Pérez.

En el mes del aniversario cívico de Santa Cruz esta decena de expertos en turismo dicen que los 10 lugares que los visitantes deben conocer en Santa Cruz son:

1. Circuito misional. Está integrado por varias poblaciones que tienen como herencia cultural e histórica el legado de los misiones jesuíticas, que llegaron a la zona este de Santa Cruz hace más de 300 años. Han conservado su arquitectura religiosa con monumentales y bellos templos, además desarrollan actividades artística como la música barroca americana, el tallado de la madera y la elaboración de tejidos. Entre ellas están Concepción, San Javier, San Ignacio, Santa Ana, San Miguel, San Rafael, San José, Santiago. La Unesco declaró a las Misiones de Chiquitos Patrimonio de la Humanidad.

2. El centro de Santa Cruz de la Sierra. Es una visita obligada  y la integra la plaza 24 de Septiembre, con la Catedral, el museo catedralicio, la Casa de la Cultura, la Manzana Uno y algunos centros culturales que están situados en esa zona. También el parque Arenal es un lugar bonito, con sus murales y laguna. Es agradable pasear por sus avenidas y alamedas, hasta llegar al barrio Equipetrol con una gran oferta comercial, hotelera y culinaria.



3. Espejillo. Es un área boscosa con una caída de agua y una laguna de aguas cristalinas, que sirve para refrescarse y sobre todo, para recrear la vista con sus hermosos paisajes verdes. Está situado en la zona oeste de Santa Cruz de la Sierra, a 45 kilómetros de la ciudad capital y es de fácil acceso. Se lo puede visitar durante el día y luego volver a la ciudad.



4. Parque Amboró. Es un área natural protegida de Bolivia y una de las reservas con biodiversidad más grande del mundo. Su vegetación es hermosa y exuberante, allí se encuentra el bosque de helechos gigantes, gran cantidad de enormes y centenarios árboles, y una diversidad de aves exóticas. Es un paraíso para quienes son amantes de la naturaleza. Se puede llegar por dos sitios, por Buena Vista y por Samaipata. Está situado en la zona oeste del departamento.



5. Samaipata. Está integrado por dos sitios que se deben visitar. El fuerte, que son las ruinas de un antiguo sitio ceremonial, vestigios de la cultura inca, chané y de los conquistadores españoles, que están sobrepuestas. Es la piedra tallada más grande del mundo, es enigmática, pues aún no se define exactamente qué uso se le daba, si militar, religioso o civil, o la mezcla de todos. A sus pies se encuentra la población que es de gran belleza, con callecitas empedradas, casas antiguas que sirven de hoteles, bares y restaurantes. Sus paisajes verdes son cautivantes y es el ingreso a los Andes bolivianos. 



6. Cascada Arcoíris. Forma parte del parque nacional Noel Kempff Mercado, en la provincia Velasco, y es la caída de agua más grande de Bolivia. Es de gran belleza y el desplazamiento de su torrente acuífero es impresionante. Todo lo que allí se encuentra está relacionado con la naturaleza, está rodeada de una espesa selva y de ríos, que lo convierten en un paraíso.



7. Mirador del Valle de Tucavaca. Está situado en el municipio de Roboré, en la provincia Chiquitos. Es una elevación natural desde donde se puede observar la llanura y la selva del lugar. Se encuentra a una altura entre 200 y 1.250 metros, está rodeado de una espesa vegetación y desde allí se puede observar el vuelo de las aves, como parabas, tucanes y garzas. Cerca están las aguas termales de Roboré, de gran belleza y convertido en un bonito balneario.



8. Muela del diablo. Es una elevación pétrea de tono rojizo de gran belleza e imponencia, tiene una altura de 800 metros. Está rodeada por un espeso bosque seco y por una extensa llanura. Se le divisa desde lejos y a medida que el visitante se acerca aumenta su belleza. Está situada en el municipio de Chochís, provincia Chiquitos, y a sus pies se ha levantado un templo. Su imagen es un ícono en la promoción turística de Santa Cruz.



9. Pantanal. Es una llanura aluvial, el humedal más grande del mundo, con una extensión de 340.500 km cuadros (casi del mismo tamaño del departamento de Santa Cruz). Se comparte entre Brasil, Paraguay y Bolivia. La parte que está de nuestro lado se encuentra ubicada en la provincia Germán Bush. Es un ecosistema muy rico en flora y fauna, y está formado por la afluencia de varios ríos, que integran un delta que se esparce por la llanura. Los visitantes pueden hacer paseos en barco y admirar a los lagartos, tortugas, capiguaras, urinas, monos, aves de diferentes tipos y se tiene suerte hasta pumas y jaguares.



10. La Rinconada. Es un restaurante y parque natural privado situado a solo 15 minutos del centro de la ciudad. Es de enorme belleza y considerado un paraíso en la ciudad. Está integrado por una gran cabaña, lagunas con peces de colores, caídas de agua, senderos, parque de recreación y sobre todo, por un jardín-bosque tropical que es su mayor atractivo, donde la naturaleza luce en su mayor esplendor.

Comentarios