Escucha esta nota aquí

"El embarazo y el alumbramiento no es una enfermedad, es un proceso natural en la vida de las mujeres", manifestó desde su cama de convalecencia en una clínica de Buenos Aires la modelo y presentadora de televisión argentina Carolina Ardohain, más conocida en Latinoamérica como Pampita, luego de que diera a luz a su quinto bebé, una niña que se llamará Ana y es fruto de su relación sentimental con el empresario Roberto García Moritán.

Estaba previsto que el parto sea por cesárea, pero no fue necesario, la niña se acomodó muy bien y nació de manera natural, sin ninguna complicación. Pesó 3.200 kg. y midió 48 centímetros, pero lo más importante, rebosante de salud, comentó la feliz madre en una entrevista que dio al programa de TV donde trabaja.

Contó que estaban agotados porque la niña cambió casi todos los planes al nacer, pero que están muy contentos, "en las nubes" y que era lo que les faltaba en su familia, una nena que ilumine sus días. Dijo que en unos días más volverá a trabajar, algunas horas porque se siente estupendamente y con ganas de seguir produciendo, informa el diario La Nación.

En 2006, la modelo tuvo a Blanca Vicuña, primogénita de su relación con el actor Benjamín Vicuña. La niña falleció en 2012 cuando solo tenía seis años. También tiene a los niños Bautista, Beltrán y Benicio Vicuña, que viven con ella.

Pampita sabía que su parto, por el hecho de que ya tiene 42 años, tenía cierto riesgo, pero los médicos estaban preparados para cualquier emergencia y no fue necesario activar los protocolos de contingencia. Fue un alumbramiento largo, pero controlado, explicó.

Con buen sentido del humor dijo que ya no tendrá más niños, que cuatro son suficientes, que está agradecida con Dios por los que le ha dado, que son lo más importantes de su vida, que los cuida como a la niña de sus ojos y que está pendiente de que reciban una buena educación.

Comentarios