Escucha esta nota aquí

Es uno de los personajes más populares de las tablas bolivianas, su simple nombre, Adolfo Mier Rivas, genera sonrisas, pues desde hace varios años ha dirigido grupos de teatro humorístico y ha fomentado la lectura, sobre todo entre los niños y los jóvenes. 

Por ello es que la Cámara Departamental del Libro, coorganizadora junto a la Alcaldía cruceña, de la Feria Internacional del Libro, le entregaron oficialmente la carta en la que le comunican que recibirá el Premio Anual con mención en promoción, difusión, lectura y apoyo a las bibliotecas.

La entrega de dicha distinción tendrá lugar el lunes 2 de agosto, a las 20:00, en uno de los salones de la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz (FIL). Ruth Hohenstein, presidenta de la Cámara del Libro y Andrés Plaza, tesorero de la institución, fueron los encargados de comunicarle la buena noticia a Mier Rivas, que quedó gratamente sorprendido.

"No me imaginaba recibir esta distinción, más aún en estos tiempos difíciles que estamos viviendo. Y acepto con alegría y orgullo, porque viene de quienes venden libros a la población, los que hacen posible que las letras lleguen a los hogares", manifestó el premiado.



Su vida en las letras

Adolfo Mier Rivas nació hace casi 82 años en Oruro. Desde 1985 vive y realiza su trabajo de periodista y director de teatro en Santa Cruz de la Sierra. Tiene seis hijos, estudió Ciencias y Técnicas de la Opinión Pública en Cochabamba.

Ha escrito y dirigido más de 150 obras teatrales, con las compañías Hombres trabajando, Chaplin Show y Show de Mier. También dirige talleres en los que comparte sus conocimientos de las tablas a las nuevas generaciones de actores y escritores.

Tiene 17 libros publicados, de las cuales cinco son dramas, 10 comedias y dos textos narrativos. Ha presentado algunas de sus obras en escenarios de varias ciudades de EEUU, Argentina y en toda Bolivia.

Como periodista ha dejado su sello en varias radios, canales de TV, revistas y diarios nacionales, entre ellos EL DEBER del que es uno de sus columnistas.

Por su talento, por su buen sentido del humor y por promover las letras bolivianas recibirá el premio anual de la Cámara del Libro de Santa Cruz.


Comentarios