Escucha esta nota aquí

El jigote nace inicialmente como relleno de empanadas, pero al ser tan sabroso, la gente lo colocaba en un plato, le sacaba la masa y lo comía así. Al convertirse en propuesta central de un almuerzo o una cena, se lo empezó a acompañar con yuca hervida o frita, con ensalada y arroz blanco.

El chef especializado en comida criolla, Álvaro Hurtado, comparte hoy su receta de jigote en plato, que forma parte de la amplia, diversa y sobre todo sabrosa gastronomía cruceña.

Ingredientes

* Medio kilo de carne blandita de res

* 3 papas

* 3 huevos

* Media taza de uvas pasas

* plátanos maduros

* 1 cebolla grande

* Media cucharada de pimienta

* Un poquito de comino

* 3 tomates grande

* 1 pimentón grande

* 2 dientes de ajos

* Aceite

* Aceitunas verdes o negras, o las dos, a gusto

* Caldo de gallina

* Sal a gusto

Preparación

Limpiar bien la carne, cortarla en forma de bifes y ponerla a hervir por 20 minutos, con sal, un pedacito de pimentón y cebolla, así le da más sabor al caldo. Pasado el tiempo y una vez que la carne esté blanda, se la saca y se la machuca en un tacú o en una tabla de cocina.

Luego de moler la carne se la desmenuza, se coloca aceite a una sartén y se la fríe hasta que quede dorada. Luego se reserva para ocuparla después.

En una olla hacer cocer las papas cortadas en cuadritos, los huevos hasta que queden duros. Aparte hervir los plátanos y una vez estos ingredientes estén cocidos reservar, pues luego se los utilizará.

Para realizar el ahogado poner en una sartén aceite y colocar la cebolla, el pimentón y los tomates picados, también el ajo, los plátanos, los huevos duros, las uvas pasas y las aceitunas y ponerlos al fuego, hasta que el tomate se deshaga. Añadir la carne frita y dorar durante cinco minutos batiendo con una cuchara de madera.

Sazonar con sal, pimienta y un poquito de comino. Luego juntar en un solo recipiente todos los ingredientes, añadir un poquito de caldo para que la mezcla no esté seca, batir por cinco minutos más a fuego lento y el jigote ya está listo para llevarlo a la mesa.

Se lo sirve caliente y se lo puede acompañar con arroz blanco, ensalada de tomate con cebollitas verdes, lechuga, yuca hervida o frita.