Escucha esta nota aquí

Es una de las mayores defensoras de los cuerpos humanos naturales, además de ser la modelo de tallas grandes más famosa y la que más trabajo tiene en tiempos de inclusión y de tolerancia. Ella es la estadounidense Ashley Graham (32), que ha causado furor en las redes sociales, pues se tomó con su celular una foto desnuda, en su baño, no le hizo ningún retoque y la subió a sus redes sociales, recibiendo muestras de apoyo.

La fotografía la muestra luego de salir de la ducha, frente al espejo cubriéndose con las manos los pechos y tapada la parte de abajo de su cuerpo por el lavabo. Y así, tal como salió la foto la hizo pública y casi de inmediato las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo a la modelo, a quien califican de bella, de valiente y de ser un ejemplo para otras mujeres que ocultan la naturalidad de sus figuras.

Ashley Graham tituló su foto con la frase "mujer grande desnuda", a pocas horas de su publicación recibió más de un millón de 'me gusta' y miles de buenos comentarios, que celebraban que se muestre natural, sin retoques en la foto.



Una seguidora de la modelo le escribió diciéndole que es una "mujer hermosa, naturalmente curvilínea en todo su esplendor, súper sexy y femenina", y recibió la siguiente respuesta: "entiendo lo que dices. Amo mi hermoso cuerpo grande y fuerte", por lo que recibió más muestras de admiración.

Hace nueve meses Graham dio a luz a un niño, al que llamaron Isaac, fruto de su unión con Justin Ervin. Recientemente estuvo participando en la Semana de la Moda de Milán, donde también recibió muestras de aprecio, informa el portal Chic Magazine.

Consecuente con su naturaleza

Desde que Ashley Graham se inició como modelo ha sido una defensora de las mujeres de tallas grandes y siempre ha dicho que se siente orgullosa de su cuerpo. Insta a las mujeres a mostrarse como son, a no aparentar menos peso de lo que realmente tienen, a ser naturales en todo sentido. Dice que si alguna vez debe bajar de volumen, lo hará por salud y no por seguir la tendencia de la delgadez.



Luego de que diera a luz la modelo mostró fotos con orgullo de cómo quedó su cuerpo, con celulitis y flacidez. Dijo que "las mujeres reales tienen curvas, estrías, marcas de cesárea, lo que sea", y un fan le agradeció por ayudar a hacer desaparecer el estigma hacia las gorditas.

Comentó que en una reciente campaña publicitaria le preguntaron que quería que se retoque de sus fotos, y ella dijo "nada, quiero que la gente sepa de verdad quien soy, porque todos tienen de una verdadera historia", comentó a la revista People.

En el programa de TV Conversando en la mesa rosa comentó que recibió algunas críticas por haber subido a sus redes sociales unas fotos en las que se la ve amamantando a su bebé, y cómo eso la afectó emocionalmente.



Orgullosa de su cuerpo

Ashley Graham nació hace 33 años en Nebraska, EEUU. Mide 1,75 m y pesa 95 kilos. A sus 12 años fue invitada a ser parte de  una agencia local de modelos, que luego le abriría las puertas de las pasarelas internacionales. Ha sido portada de las más importantes revistas de la moda, como Vogue, Glamour, Elle, Bazaar y Harper's, entre otras. Ha sido entrevistada en los más prestigiosos programas de TV de EEUU, fue comentarista del concurso Miss Universo 2018 y protagonizó una campaña publicitaria de Levis.

Pero sobre todo es conocida por ser modelo de tallas grandes, defensora de la naturalidad del cuerpo humano, de mostrar a la gente tal como es, con todos los detalles que la naturaleza brinda a la figura. Nunca se avergonzó de  su figura ni pidió a los fotógrafos que adulteren su verdadera imagen.



En 2010 se casó con el camarógrafo Justin Ervin, que conoció en su iglesia, y en enero pasado se convirtieron en padres. Todo el proceso de su embarazo y cómo quedó, luego de dar a luz  lo mostró en fotografías.