Escucha esta nota aquí

España tiene su propio universo cinematográfico y en él Úrsula Corberó tenía ganada sus estrellas; sin embargo, el streaming la proyectó mucho más lejos y ahora Hollywood tiene una nueva musa con acento español.

Después de conquistar a multitudes con su papel de Tokio en la serie de Netflix La casa de papel, la española de 31 años salta a la industria estadounidense y universal con G.I. Joe: Snake Eyes, que hoy se estrenó en las salas de cine bolivianas.

En el relanzamiento de la saga J.I. Joe, Corberó será la 'Baronesa', una agente de élite de la organización terrorista Cobra. Sobre su papel de la villana, diestra en combate y experta en armas, la describe como "una mujer muy poderosa, manipuladora y juguetona que nunca pierde el sentido del humor".




Solo dos días antes de su estreno Paramount Pictures presentó el último tráiler, con la 'Baronesa' en él. Ninjas, explosiones y peleas son un poco de lo que se resume en poco más de un minuto, obviamente, en inglés.

"Es verdad que cuando llegué me dio un poco de vértigo porque estaba sola y los actores estaban rodando desde hace unos días ya, y yo llegué pensando a ver cómo me las apaño para buscarme la vida", comentó al medio Europa Press sobre su arribo a Hollywood.




Tanto en la Casa de papel como en Snake Eyes estuvo metida en un torbellino de acción, por lo que próximamente le gustaría debutar en otros géneros y ya sabe cuál y hasta con quién. "Después de tanta acción, ahora me gustaría hacer una comedia con Owen Wilson", confesó a Telemundo.

Hasta el momento, en el podio de las divas españolas se encuentra la talentosa Penélope Cruz, al igual que Elsa Pataky y Paz Vega, todas contemporáneas. Habrá que ver cómo se acomoda con la llegada de la ex Casa de papel.


Comentarios