Escucha esta nota aquí

La película "Beginning", de la debutante cineasta georgiana Dea Kulumbegashvili, arrasó este sábado en el Festival de Cine de San Sebastián al llevarse la Concha de Oro y los premios de mejor dirección, mejor guion y mejor actriz.

"Quisiera dar las gracias al jurado por este día fantástico, increíble. Significa muchísimo para mí, es un gran honor", dijo la directora, Kulumbegashvili, de 34 años, que demoró cinco años en producir este trabajo.

Según recoge el diario Milenio, la historia de "Beginning" gira en torno a los conflictos de una mujer atrapada en una comunidad de Testigos de Jehová, abordando temas como la violencia de género y el fanatismo religioso. 

"La directora georgiana plantea su película como una bella, subyugante y casi sonámbula refutación de casi todo. Su historia protagonizada por la actriz de maneras colosales Ia Sukhitashvili habla de una sociedad obscenamente machista, opresiva, cruel e injusta, pero lo hace convencida de que la raíz del mal es profunda y alcanza desde a cada uno de los mitos de todas las teogonías a la administración serializada de las imágenes en un mundo atrofiado de pantallas. Toda la película es una parábola de aire bíblico con la misma claridad que melodrama, película de terror y simple pesadilla", la describe el diario español El Mundo.

Uno de los grandes oponentes de la ópera prima de Kulumbegashvili era el filme danés "Druk", que se llevó la Concha de Plata a mejor actor por su cuarteto protagónico, Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranthe.

Ellos, dirigidos por el cineasta danés Thomas Vinterberg (51), encarnan a cuatro profesores de secundaria que quieren comprobar la teoría de un sicólogo noruego que asegura que los seres humanos nacen con un déficit de alcohol en sangre y que, de ser necesario, quieren corregir esa falla en su propio cuerpo. 

El Premio Especial del Jurado lo obtuvo el documental "Crock of Gold: a few rounds with Shane MacGowan", dirigido por Julien Temple y producido por el actor y cineasta Johnny Depp, por “la hermosa, poética e irreconciliable energía punk”, según leyó el presidente del tribunal, Luca Guadagnino. 

Con la entrega de estos premios concluyó la 68ª edición del Festival de Cine de San Sebastián, que estuvo en riesgo de cancelarse por la crisis del coronavirus

A pesar de la emergencia sanitaria, por la alfombra roja pasearon estrellas como Johnny Depp, Matt Sillon y Viggo Mortensen.