Escucha esta nota aquí

Como es bien sabido, la crisis sanitaria también generó inestabilidad social y económica; muchos negocios se han paralizado y las empresas que no han dejado de trabajar o han reabierto lo hacen con menor capacidad e ingresos. Por supuesto, esto afecta a empresarios y directamente a sus empleados.

Con estas condicionantes, es más importante que nunca utilizar de la mejor manera el dinero para poder enfrentar cualquier contingencia.   

El economista cruceño Carlos Hugo Barbery comparte algunos consejos básicos y prácticos para ahorrar de forma inteligente.

* Lo primero que hay que cubrir son las necesidades básicas de subsistencia, después los gastos generales y luego ahorrar algo para contingencias. Lo último en lo que se debe pensar son los pequeños gustos. 

* Llevar el control de los ingresos y de los gastos. Hoy en día existe una gran cantidad de aplicaciones de descarga gratuita de administración de finanzas.

* Poner un tope de gasto a las tarjetas de crédito y de débito.

* Para las familias que han sufrido reducciones de ingresos (por no tener comisiones sobre ventas, por ejemplo), se recomienda que cubran los gastos fijos con el ingreso fijo y sacrifiquen algunas necesidades que se pagaban con el ingreso variable, como renovar ropa, compra de comida fuera de casa, etc. 

* Los ahorros de combustible o diversión, por ejemplo, deben utilizarse de la mejor manera posible, como aumentar la velocidad del Internet para trabajar desde casa.

* Las personas que tengan deudas, deben analizar el flujo de dinero con el que cuentan. Por ejemplo, si renovaron el auto por un mejor ingreso variable y parte con el banco, pues al no haber la fuente de pago, lo mejor es vender el auto y cancelar la deuda. Pero si aún tiene flujo, pero en un panorama muy incierto, puede evaluar negociar la deuda llevándola a mayor plazo con menor cuota. 

* El ahorro tiene como fin o invertir o prever consumo futuro, si no hay un horizonte de inversión, guardarlo en el banco para cuando llegue el consumo futuro. 

*  El ahorro es muy importante, aunque sean Bs 50 al mes, no es una cuestión de  riqueza, sino de que se convierta en un hábito para la vida