Escucha esta nota aquí

Uno de los momentos más emocionantes para los niños y los adolescentes es regresar al colegio luego de las vacaciones. Sin embargo, los tiempos cambian y más actualmente, cuando la pandemia del coronavirus ha trastocado la vida de casi todos. Las clases, que se inician este lunes 1 de febrero, serán virtuales, es decir que desde la casa y por medio de un aparato electrónico, ya sea celular, computadora o tablet, se pasarán las lecciones.

Como en todo inicio se debe estar preparado para ello, con tranquilidad, dejando de lado los nervios y el estrés, pues se trata de algo que ya antes de ha vivido, dice la sicopedagoga boliviana Nadia Rocabado, de la Clínica Sistémica de la Familia.

Se debe recordar que la paz y tranquilidad se transmite de padres a hijos, lo mismo que la alteración nerviosa. Por ello, los primeros en asumir con responsabilidad el retorno a las clases son los adultos, explica la profesional.



Para ella, los niños y adolescentes entienden todo y se dan cuenta de lo que pasa a su alrededor, por ello es que se les debe explicar que volverán a las clases virtuales debido a que sigue la emergencia sanitaria y las autoridades educativas, por el bien de todos, han dispuesto que sea así.

Recomendaciones

* Espacio de estudio. Se debe buscar en la casa un lugar tranquilo, con buena luz y ventilación y fresco, para que los chicos pasen clases. Allí, colocar el celular, la computadora o la tablet, y un estante para libros y cuadernos. Ese será el lugar oficial de estudios.

* Conexión. Un aspecto muy importante en este periodo es el Internet. Se debe asegurar que lo aparatos electrónicos no tengan problemas y estén debidamente conectados. Ese es trabajo de los padres.



* Horarios. Desde ahora, los chicos deben acostumbrarse a dormir un poco más temprano, para que no tengan sueño al día siguiente y asistan a sus clases virtuales. 

* Vestuario. Aunque las clases sean en la casa, los chicos deben estar adecuadamente vestidos, como si estuvieran yendo al colegio, bañados, peinados y con ropa limpia.

* Precavidos. Antes de empezar las clases, los libros, cuadernos y lápices y demás útiles deben estar listos. También, en estos días, será muy provechoso que los chicos repasen lo que aprendieron el año pasado, con ejercicios prácticos.

* Descanso. Es recomendable que las clases no duren más de dos horas seguidas. Después de ese tiempo se debe hacer que despejen la mente, levantándose un momento, sin que salgan de la casa. Tampoco es saludable que estén mucho tiempo frente a las pantallas.



* Comunicación. Los padres tienen que saber quiénes son los profesores de sus hijos. Deben comunicarse con ellos para conversar sobre cómo será este periodo escolar, tan atípico pero al mismo tiempo enriquecedor. Preguntarle cómo serán los tiempos de estudios y lo que se precisará para que las clases sean lo más llevaderas posible.

* Diálogo. Es lo que no debe faltar todos los días. Luego de la jornada escolar virtual, los padres deben acercarse a sus hijos y conversar con ellos sin hacerlos sentir como en un interrogatorio. Basta con preguntarles cómo se sienten, qué necesitan y darles señales de confianza. 

La sicopedagoga dice que los padres deben acompañar de cerca a sus hijos, por lo menos en los primeros días en el retorno a clases. Además, no hacerles ver que la escolaridad es pesada o aburrida, al contrario, más bien transmitirles que es una bonita etapa de la vida en la que aprenderán mucho.

"Sin asumir el rol de gendarmes se les debe recordar sus obligaciones, sin llenarlos de recomendaciones, como ir a la cama a la hora adecuada, levantarse y asearse temprano, y sentarse frente a la computadora sabiendo que están asistiendo a clases".

Comentarios