Escucha esta nota aquí

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se celebra el 25 de noviembre desde 1981 en conmemoración por el asesinato de las activistas dominicanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, conocidas como las “Las Mariposas”. La ONU reconoció esta fecha en 2000, pero, lamentablemente, ni el festejo ni las campañas que se impulsan desde entonces han frenado el mal.

Hay muchos tipos de violencia contra la mujer, ninguno es menos importante, pues uno puede desencadenar los demás. Uno de esos modos es el acoso callejero, que puede tener múltiples efectos negativos en las mujeres. Ante ello, la firma de belleza L’Oréal Paris, la ONG Hollaback! y la fundación Mujeres crearon un programa internacional de formación para combatir el acoso callejero. Los cursos son en línea, gratuitos y tienen una duración de 15 minutos. 

De acuerdo al curso, los actos de acoso callejero afectan más de lo que se cree a una mujer: 

*Modifican su comportamiento

*Cuestionan su confianza y debilitan su autoestima

*Pueden hacerla evitar ciertos lugares

*Replantearse su apariencia y sentirse insegura cuando sale sola 

Sin embargo, se ha demostrado que reaccionar de algún modo cuando esto ocurre, ya sea en ese momento o más tarde, reduce el efecto negativo.

Consejos si eres víctima:

Di algo
Dile a la persona que te está acosando que pare de hacerlo, que se aleje de ti o pregúntale por qué te hace sentir incómoda. Una vez que establezcas los límites, no mantengas un diálogo con ella, en ese momento no estará predispuesta a aprender. Ponte a salvo.

Pide ayuda
Puedes pedir ayuda a alguien que se encuentre cerca. Si te encuentras rodeada de gente, pero nadie vio lo sucedido, cuéntales exactamente lo que el acosador dijo o hizo y describe cómo va vestido para que los testigos puedan identificarlo. Puedes pedirles que se queden contigo un rato o que contacten con un representante de la autoridad.

Grábalo
Si te sientes a salvo, piensa en hacer una foto o un video de lo que está ocurriendo, o pídele a un testigo que lo haga. Asegúrate de grabar claramente la ubicación y al acosador. Consulta los recursos legales locales para ver cómo puedes denunciar el acoso utilizando tu grabación.

Si eres testigo: 

Distraer
Si ves que una mujer está sufriendo algún tipo de acoso, puedes fingir que eres su amiga, saludarla o preguntarle la hora o simplemente hacer como que se te cae el bolso a su lado. El objetivo es desviar el foco de atención y evitar que la situación vaya a más.

Delegar
Pide ayuda a una tercera persona. Si es alguien con más autoridad, como el personal de seguridad o un profesor, mejor.

Documentar
Si lo crees necesario, graba lo que está pasando. Es importante que lo hagas si alguien está interviniendo, ya que la prioridad es frenar el acoso. Además, pon el material que has grabado a disposición de la víctima para que ella decida si quiere denunciar o no, o si prefiere borrarlo.

Dirigir
Interpela al acosador y ayuda a la víctima. Pero si el acosador responde, evita seguir interactuando con él. Según las formadoras de la iniciativa, este es el último recurso para evitar la violencia.

Dar asistencia
Pregunta a la persona que está siendo acosada si necesita ayuda o si necesita que le acompañes. Es importante cortar de forma clara y concisa con la situación.

Puedes entrar al curso gratuito desde AQUÍ

Comentarios