Escucha esta nota aquí


El asesinato a balazos de Einar, un rapero de 19 años muy popular en Suecia en la noche del jueves, ha conmocionado al país escandinavo, que se confronta a una ola de ajustes de cuentas. 

El crimen sucede tras una serie de agresiones, secuestros y casos penales en los últimos años que ilustran la creciente violencia en el pequeño escenario del "gangsta rap" sueco, en ocasiones vinculado a una nebulosa de bandas criminales.

El rapero, cuyo verdadero nombre es Nils Kurt Erik Einar Grönberg, ya había sido objeto de un intento de secuestro en 2020. El cantante fue acribillado a balazos en una calle del barrio residencial de Hammarby Sjöstad, cerca del centro de Estocolmo.

La policía recibió avisos de disparos hacia las 23H00 (21H00 GMT) en ese distrito, que en general es tranquilo.

Estaba gravemente herido cuando lo encontraron los servicios de emergencia, que intentaron salvarlo, y murió allí mismo, indicó a la AFP Towe Hagg, un portavoz de la policía de Estocolmo.

Las fuerzas de seguridad han anunciado que se ha abierto una investigación por asesinato. 

"Entiendo que significó mucho para muchos jóvenes. Es trágico que se haya perdido una vida más", afirmó el primer ministro saliente Stefan Löfven desde Bruselas. 

Inmediatamente, miles de seguidores y amigos del rapero llenaron las redes sociales de mensajes de dolor.

"Einar era un verdadero hermano para mí y lo extrañaré mucho. Acabamos de lanzar nuestro primer disco la semana pasada y me parece muy extraño, puesto que hablé con él hace apenas un día", escribió el productor Trobi en su cuenta de Instagram.

"El 'Nisse' (diminutivo de Nils) que tuve el honor de conocer era un chico cariñoso, así es como te recordaré para siempre", dijo el cantante Victor Leksell en sus redes sociales.

- Medidas de protección -

El rapero Einar se hizo muy popular en 2019 con su tema "Katten i trakten" ("El gato en el sector), con el que escaló hasta el primer puesto en las listas de Suecia, donde recibió varios premios.

Muchas de sus canciones hablan de la delincuencia, las drogas y las armas. 

El joven rapero mantenía un conflicto abierto con otra estrella del rap local, Yasin. 

Este último fue condenado en julio a 10 meses de prisión por el intento fallido de secuestrar a Einar en 2020. 

Durante el rapto, el adolescente fue notablemente golpeado, robado, fotografiado en condiciones humillantes y sometido a chantaje, según la justicia sueca. 

Otro rapero, Haval Khalil, fue condenado a dos años y medio de prisión en este caso, por complicidad en el secuestro y robo. El caso se encuentra actualmente en recurso de apelación.

Según la radio pública SR, Einar tenía que declarar ante la primera instancia, pero nunca se presentó, por lo que fue llamado nuevamente para la próxima semana. 

El artista, que estaba bajo medidas de protección, era sospechoso de estar involucrado en un ataque con cuchillo en un restaurante en el centro de Estocolmo hace unos días, informaron medios suecos.

En 2019, otro rapero sueco, el menos conocido Rozh Shamal, fue asesinado en un suburbio de Estocolmo.

En los últimos años, Suecia se enfrenta a una ola de ajustes de cuentas y tiroteos mortales atribuidos a bandas mafiosas. 

Hasta el 15 de octubre, 40 personas habían muerto este año en 273 tiroteos en este país de 10,3 millones de personas. En 2020, 47 personas murieron, por 366 incidentes.


Comentarios