Escucha esta nota aquí

Antes que nada, es importante saber que la congelación consiste en aplicar temperaturas por debajo de los 0°C, hasta que el agua que contienen los alimentos se convierta en hielo. La temperatura ideal para una correcta congelación es -18° (consensuada a nivel internacional), ya que a partir de este valor no proliferan las bacterias y se reduce el riesgo para la salud.

A continuación, los tips para tomar en cuenta:

1. Apostar a alimentos frescos y de buena calidad antes de congelar

2. Almacenar individualmente los alimentos y por raciones (mejor si coloca en un papel adhesivo la fecha en que los puso a congelar)

3. Limpiar los alimentos (quitar hojas o todo eso que no se come), lavar y secar antes de poner a congelar

4. Enfriar por lo menos una hora el alimento que fue cocinado, antes de poner a congelar.

5. Prohibido recongelar aquellos alimentos que ya fueron congelados y descongelados

6. Hay alimentos que aguantan mejor el proceso de congelado. Las carnes resisten mejor que las verduras 

7. Verduras como coliflor, brócoli, zanahoria, vainita, arveja, perejil, espinaca, acelga, cebolla verde y habas se deben lavar, esperar que sequen, picar y luego congelar. Se deben guardar en bolsas o tapers y al momento de querer usarlas se recomienda echarlas directamente en agua hervida sin esperar que descongelen para evitar que se vuelvan negras.

8. Ojo con el pepino, remolacha, repollo, lechuga y apio, a estas verduras hay que guardarlas en bolsas negras en la parte baja de la heladera porque de lo contrario, empiezan a florecer.

9. Con las carnes hay que lavarlas, esperar que sequen, picarlas o filetearlas (según cómo las vaya a utilizar en su preparación) y ponerlas a congelar. Cuando llegue la hora de usarlas es más recomendable sacarlas del congelador y ponerlas en la parte baja de la heladera la noche anterior, así costará menos que descongelen.

10. Las frutas, ideales para jugos y refrescos, se deben lavar previamente, picar o licuar sin agua (para armar una pulpa) y poner al congelador. 

Con estos consejos sus alimentos pueden durar un mes más o menos y de esta forma no se desperdician los alimentos. Y ojo, no conviene congelar nunca huevos, leche, queso, arroz, papas y salsas.