Escucha esta nota aquí

Constanza Arata es sucrense de nacimiento y desde hace diez años se siente una cruceña de corazón, está casada con Gonzalo Kieffer Fleig, con quien tiene dos hijas. Formada en Psicología y Lingüística aplicada, fue becada por estudios en la Embajada de Estados Unidos. 

Se destacó como directora del centro de idiomas Unifranz y coordinadora regional de Campus France Santa Cruz. Tiene amplia experiencia en movilidad estudiantil, becas e implementación de proyectos lingüísticos en educación superior. 

Durante el paro de los 21 días y el primer año de pandemia encontró su momento para reinventarse con su blog ‘The book addict Bolivia’, un emprendimiento de motivación a la lectura y que promueve acciones (a todos) para ser agentes de cambio.

El momento de Constanza Arata

La educadora cree que aprendemos que una vez más fuerte la caída, más fuerte uno se levanta. “La frase más poderosa que leí fue un pasaje de las memorias de Barack Obama, donde poco antes de ser nombrado 44vo presidente de los Estados Unidos, uno de sus asesores le dijo: Este es tu momento, tú no lo pediste, simplemente llegó, los momentos no se buscan ellos te encuentran... Eso me lleva a la conclusión de que todos somos una serie de eventos, situaciones, personas, colores y sabores que conoceremos por primera vez, y casi sin darnos cuenta después de tal vez mucho o nada de esfuerzo de repente, ¡es tu momento!”

‘The book addict Bolivia’

Así explica el nacimiento de su página primero en Instagram y luego en Facebook: “Hace exactamente dos años empecé un viaje sin retorno, un redescubrimiento personal muy profundo, que curiosamente pudieron haber sido muchas caídas, yo los resumo a momentos. En agosto del 2019 perdí a mi mejor amiga, fue un golpe horrible. Esa época fue marcada por eventos mayores, vivimos un paro sin precedentes y la huida de autoridades, nunca antes visto, una gran unión civil donde los desconocidos se convirtieron en amigos y los amigos en familia. Fue en esos meses que, entre mi letargo de pena y mi ansiedad de lo qué iba a pasar, nació mi idea llamada ‘The book addict Bolivia’, era un perfil de Instagram, donde publicaba reseñas literarias, y mi mayor fan era mi mejor amiga, ahí sentí la necesidad de seguir con esta idea y llevarla más allá, los días del paro fueron de mucha reflexión y silencios con mensajes escondidos para mí”.

Entonces, llega la pandemia

“Cambiamos de año, empecé un nuevo trabajo en una editorial, me sentía más cerca de mis propósitos, cumplí metas y gané un viaje a Denver, Colorado, para una convención de idiomas. Una semana antes del viaje, de cumplir las metas, llegó la pandemia. Empezó esta nueva normalidad de lo más extraña y nos volvimos seres ermitaños de casa, con mil y una limitaciones para salir a comprar, ver otras personas y nuevas reglas sociales. Vivíamos la pandemia”.

La oportunidad del club de lecturas

"En un abrir y cerrar de ojos todo lo trabajado y soñado se acabó", relata Constanza.

“De pronto estamos cerrados atentos a las noticias, comprando por internet como si las cosas fueran gratis. No lo niego, vi una oportunidad y le puse muchas más ganas a mi página, más publicaciones y empecé a leer con mayor avidez para tener las reseñas listas”.

Así nace su club de lectura virtual y cada vez aumenta su comunidad de lectores. “Amplié la página a una de Facebook donde tuve más seguidores con un rango de edad más amplio, leía cada semana y subía una reseña o comentario o tenía una reunión del club de lectura”.

El acecho del Covid-19

“El mes de julio llegó con malas noticias, en medio del encierro en una de las pocas salidas nos contagiamos mi hija menor, mi esposo y yo. Iniciamos un viaje de introspección personal y de mucho dolor durante 45 días, fue una verdadera pesadilla combinar el virus con la diabetes y una niña de siete años aburrida en un departamento. Fue un desafío, en el que si no hubieran sido mis libros y reuniones de lectura perdía la cordura”.

Entre su público y los autores internacionales

“Vencidas las tormentas de esta enfermedad, me sentí más positiva que nunca y con un propósito firme. Hice un par de presentaciones en vivo, conocí un universo de personas maravillosas que hoy son pilares fundamentales de mi proyecto.

‘The book addict Bolivia’ hoy es un proyecto tangible, que recibe apoyo de autores internacionales, promoviendo la lectura en todos los ámbitos, que busca ser un agente de cambio para la ciudad y el país”.

Club de lectura de Para Ellas

Es momento de que sigamos fortaleciendo el espíritu a través del arte y de la lectura, que sensibilicemos a los jóvenes hacia el conocimiento, ser agentes de cambio, apuesta la educadora. Ella invita a las lectoras a hacer contacto (Facebook: ‘The book addict Bolivia’) con el propósito de crear un novedoso Club de lectura de Para Ellas¡A animarse todas!



Comentarios