Escucha esta nota aquí

Considerado el mayor referente del arte conceptual boliviano, con cuatro décadas dedicadas a explorar y nutrir con su genialidad de librepensador las diferentes disciplinas artísticas en el país, Roberto Valcárcel Möller-Hergt es homenajeado y despedido en las redes sociales por alumnos, colegas y amigos de distintas generaciones y departamentos.

Desde alguna construcción, obras o las semillas que plantó y de las que luego nacieron artistas forman parte de la herencia que dejó en Bolivia el multidisciplinario artista que falleció ayer, a los 69 años, afectado por las secuelas del coronavirus


Entre sus numerosos allegados hay dolor, sorpresa, pero sobre todo admiración. Como colega, como docente y como amigo son muchos los que lo extrañarán.


"Tu legado vivirá por muchos años, pero yo extrañaré tenerte presente en mi vida, nos faltarán tus palabras sabias, tus observaciones acertadas, tus agudas interpretaciones y toda tu energía, amigo querido", lamenta la artista paceña Raquel Schwartz, que también agradece su "paciencia para educar a los jóvenes e increíble habilidad para encontrar las lecturas a las obras". "Disfruta del cielo, es todo tuyo", añade.


Desde La Paz, la también artista plástica Patricia Mariaca, considera que el duelo es general, que "el arte boliviano está  infinitamente triste". "Esta mañana paseaba por la orilla del lago Titicaca cuando vi esta cometa volar libre sin atadura, justo ese segundo recibí la llamada que me contaba que habías partido de este planeta. Fue la última vez que jugué a inventar metáforas con Roberto Valcárcel. Inmenso vacío color “Verde Viacha” en mi corazón", comparte.


Colega de la fotografía, el oficio que más amaba Valcárcel, Andrés Unterladstaetter también destaca todo lo que el artista paceño era capaz de transmitir en una conversación. "La última vez que tuve la suerte de charlar con Roberto Valcárcel fue como todas; ya sea en una muestra, en clases o en la simple casualidad siempre me fue inevitable aprender algo, entender algo o salir con la cabeza revuelta tratando de entender y aplicar lo conversado, seguramente no lo hacía a propósito, aunque, conociéndolo por muchos años, más bien era totalmente a propósito", publica.

La artista visual paceña Magenta Murillo describe a su colega como "mordaz, lúcido, poco romántico y pensante 100%". "Te vamos a extrañar maestro, 'cómplice de la misma trinchera', 'rompe cocos del caraj***, qué falta nos vas a hacer, un país ahora más huérfano de grandes intelectuales propositivos", se lee en sus redes. 


Para el cineasta paceño Claudio Araya Silva, se fue "un hombre con pasión por compartir sus aprendizajes y experiencia sin mezquindad y un ser humano que dejó en su trabajo buenas razones para celebrar la vida".

Para la profesora de danza Mariela Morales, Valcárcel  "llegó a revolucionar nuestras ideas, a convulsionar lo convencional, era un ser lleno de genialidad". 


Otro colega de la fotografía, Julio González lo considera "la persona más desprendida en conocimiento y tiempo". "Sus consejos son hoy una guía en mi trabajo y tardaría una vida en contar todos los afilados comentarios y finísimos chistes que realizó como profesor, colega y amigo. Es la única persona que con fundamento, sentido semiótico y fonético lanzaba cada palabra de su boca", lo describe. "Los hijos de tu conocimiento lloramos tu partida, pero trabajaremos con las armas más poderosas que nos dejaste", agrega.

Por su parte, la diseñadora de modas Claudia Mercado vive bajo una gran obra del magnífico creativo. "Gracias por las clases de pintura, fotografía, creatividad y mi casa. Vuela alto y con mucha luz Roberto Valcarcel", lo despide.

"En algún lugar del universo, Valcárcel y Ubaldo (Nállar) se abrazan, se deleitan con algún plato exquisito, beben vino e inician alguna de esas extraordinarias y profundas conversaciones, de las que alguna vez fui testigo silencioso", apunta Pablo Carbone, docente y escritor.

De la misma forma, la actriz cruceña Elina Laurinavicius lo recuerda como "una de las mentes más creativas de este país". "Ser diferente está bien! (Nunca lo voy a olvidar), gracias Roberto Varcárcel", menciona.

Comentarios