Escucha esta nota aquí

Se trata de una de las más importantes figuras del cine de Francia, que ha sido condecorado varias veces por el gobierno de su país por su contribución a la cultura gala. Es el actor Gerard Depardieu, que fue acusado por una actriz de violación en 2018, juicio que inicialmente no prosperó porque no encontraron pruebas suficientes contra el artista, pero el caso acaba de  ser reabierto.

Una joven francesa, cuya identidad se mantiene en el anonimato para proteger su imagen, quería incursionar en el competitivo mundo de la actuación francesa. Se contactó con el actor Gerard Depardieu para que la ayudara, que le enseñe técnicas de actuación y sobre todo que la recomiende entre los productores y directores a los que él tiene acceso.

Según la actriz, Depardieu la citó en su casa de París para ver la forma cómo la iba a ayudar. Sin embargo, aprovechando su fragilidad y que estaba sola, la violó dos veces, el 7 y el 13 de agosto de 2018. Dice que la amenazó de que si contaba lo que había sucedido le cerraría todas las puertas del cine francés, cita el portal español 20Minutos.



A pesar de aquella presión la joven, que actualmente tiene 24 años, lo denunció a la Policía de Francia, por lo que se inició un proceso de investigación. El actor, que en ese entonces tenía 69 años, fue llamado a declarar ante la justicia. En todas las ocasiones lo hizo acompañado de sus abogados y siempre negó la acusación.

El hecho se hizo público. Toda la prensa francesa y de muchos otros países se hicieron eco de la noticia. Y es que se trataba de un verdadera leyenda viviente de la actuación la que estaba siendo acusada de violación. La vida del actor cambió, llegó a anunciar que se retiraba del cine porque el mundo se le había venido abajo y no tenía ganas de seguir trabajando.

En todo momento tuvo el apoyo de su actual pareja, Clementine Igou, una escritora francesa de 43 años, y madre de sus tres hijos, los que siempre lo acompañaron cuando tuvo que  declarar ante la justicia y que dijeron que creían en su inocencia.



Ante la falta de pruebas y de testigos directos e indirectos, la Fiscalía de París se pronunció para que se cierre el caso, porque no podía prosperar un caso en el que no se tenía certeza de que la violación realmente se llevó a cabo.

Hubo cambio de autoridad judicial en París y frente a esa situación la joven pidió que su caso sea reabierto, pues cree que hay indicios suficientes para que se instale un juicio. El pedido fue aceptado, el asunto legal se volvió a activar, los testigos tendrán que declarar de nuevo, lo mismo que el acusado.

Sobre esta nueva investigación el actor dijo que el asunto estaba en manos de sus abogados, que él se mantiene firme en su posición de inocencia, que si la joven actriz quería fama ya lo consiguió, pero de la mala, que no le servirá en su carrera artística.

 La acusación de violación a Depardieu se hizo en la época en que estaba en su auge el movimiento #MeToo, que defendía a las actrices de Hollywood víctimas de maltrato y abuso sexual por parte de los jerarcas de la industria del entretenimiento, que nació en EEUU pero luego se extendió a todo el mundo.

Una leyenda viviente

Gerard Depardieu es un actor nacido el 27 de diciembre de 1948 en Chateauroux, en el centro de Francia, que ahora también tiene la nacionalidad rusa y que reside en el Valle de Loira, en su país natal.

Se inició muy joven en el teatro interpretando papeles de autores clásicos galos, entre ellos Moliere, que es su favorito. Después empezó a trabajar en el cine, con papeles secundarios hasta que a principios de los años 80 le dieron la oportunidad de demostrar su talento y tuvo buena aceptación.

El filme La mujer de al lado, dirigida por Francois Truffaut, le abrió las puertas  del cine europeo y lo consagró en Francia. A principio de los años 90 dio el salto a Hollywood donde participó en la cinta Tarjeta verde , que tuvo poco éxito, pero luego en Cyrano de Bergerac, considerada una de las mejores películas francesas del cine contemporáneo, fue nominado al premio Óscar al mejor actor y ganó el Globo de Oro y la Palma de Oro en el Festival de Cannes 1990.



En 1992 participó en una gran producción de Hollywood, 1942: la conquista del paraíso, en la que interpreta a Cristóbal Colón, dirigida por Ridley Scott. Se dice que ha sido la mejor interpretación que se ha hecho en el cine del descubridor de América.

En casi 50 años Gerarad Depardieu ha trabajado en más de 170 películas. Es considerado una leyenda de la cinematografía de la nación gala. La acusación de violación disminuyó su popularidad, por lo que ya no quiere tener una vida pública y dice que no volverá a pararse delante de una cámara de cine.