Escucha esta nota aquí

Después de diez días diciendo de todo tras la presunta infidelidad de Mauro Icardi a Wanda Nara con la actriz argentina China Suárez, el jugador del PSG y su representante y esposa, al parecer, han fumado la pipa de la paz. Wanda Nara compartió el desenlace del escándalo en su cuenta de Instagram, donde contó que tras lograr un acuerdo de divorcio, una carta del deportista la hizo cambiar de opinión y darle una nueva oportunidad al amor. 

La empresaria acompañó el texto con una fotografía de los dos abrazados en actitud cariñosa y a punto de darse un beso.

"Las fotos que fui subiendo los últimos meses muestran lo bien que estábamos y lo felices que éramos. A partir de lo sucedido, quedé muy herida. Cada día le pedí a Mauro el divorcio", comienza escribiendo Wanda. "Cuando él se dio cuenta que no había marcha atrás, me dijo que no podíamos seguir así, que si separarnos era la única forma de poner fin a tanto dolor, que lo hiciéramos. Fuimos al abogado. En dos días Mauro aceptó todas las condiciones y firmamos el acuerdo", continúa la argentina.

"Al día siguiente me escribió una carta como nunca nadie me había escrito jamás: 'Te di todo y tenés todo, ojalá puedas ser feliz porque eso me haría feliz a mí'. Y ahí me di cuenta de algo: que teniendo todo no tengo nada si no estoy con él. Estoy segura que este mal momento que atravesamos nos fortalecerá como pareja y como familia. Lo importante es que los dos tuvimos la libertad de ponerle fin a nuestra historia de ocho años, pero con el alma cansada de llorar, libremente nos volvimos a elegir. Te amo Mauro Icardi", termina la agente del jugador argentino.

De esta forma se disipan los rumores de divorcio y de una millonaria repartición de bienes. 

Comentarios