Escucha esta nota aquí

El guitarrista Gustavo Bazterrica atraviesa una situación muy delicada. Su presente está marcado por problemas de salud y carencias económicas. 

“Debido a diferencias irreconciliables con mi expareja, necesito un hogar de tránsito hasta que salgan mis papeles de la pensión”, escribió en su cuenta de Facebook el exintegrante de Los Abuelos de la Nada.

Finalmente, esa ayuda llegó a través de un desconocido que se lo había encontrado días atrás en un cajero automático. No solo se lo llevó a vivir a su casa, también se encargó de darle todo lo necesario para que empiece a salir adelante.

El joven que lo atendió se llama Emiliano Bustos y en su cuenta de Facebook dio detalles del encuentro. “Llegó en un taxi y al momento me di cuenta de que tenía problemas motrices. No podía casi ni bajar del auto. Lo ayudé y le cedí mi lugar en la fila del cajero. Apenas caminaba y mientras lo ayudaba a sostenerse empezamos a charlar”, escribió al comienzo de un posteo. Y agregó: “Le dije que le veía cara conocida y me dijo que era nada más y nada menos que Gustavo Bazterrica, el eterno guitarrista de Los Abuelos de la Nada”.

Días después sube un estado en su cuenta de Facebook diciendo que no tenía dónde vivir. Al igual que miles que comentaron con intención de ayudarlo, Emiliano fue quien lo colaboró

"Así que me puse a su disposición y lo traje a mi casa. Lo ayudé a bañarse, le di de comer, le compré remedios y acá estamos. En casa charlando de la vida, dándole compañía y asistiéndolo. Más que hablando, escuchando, aprendiendo, deleitándome con sus infinitas historias", expresó.

Lo que Emiliano resalta es la enseñanza que hay detrás de esta experiencia, dice: "Algún momento vamos a llegar a esa edad y espero que tengamos a alguien en quien confiar".

Comentarios