Escucha esta nota aquí

Es el traje de bodas más admirado de la historia de la moda, el más icónico y copiado, que marcó tendencia y que aún no ha sido superado. Se trata del vestuario de que lució la entonces lady Diana Spencer, que al casarse con el príncipe Carlos se convirtió en princesa de Gales, título que no perdió ni con su divorcio, y más bien recibió uno popular, el de reina de corazones, con el que aún se la recuerda, a pesar de su fallecimiento.

La casa real británica, siempre con sentimiento de culpa por el mal trato de que le dio en vida a Lady Di, lleva a cabo una exposición llamada Así se fabrica el estilo de la realeza, en uno de los pabellones del palacio de Kensington, en Londres, donde vivió algunos años la fallecida princesa. En esta muestra se exhiben algunos de los vestidos que han utilizado las integrantes de la familia real, pero el que más llama la atención, el que genera más comentarios y por el que mucha gente va, es el traje de novia de la madre de Guillermo y de Harry.



El majestuoso traje elaborado con tafetán de seda color marfil, con una falda voluminosa y mangas abullonadas, y la cola más larga que ha tenido un vestido de novia de la realeza, de 7,6 metro, ha sido acomodado solo en una vitrina especial. Esta pieza fue elaborada por los diseñadores ingleses y esposos David y Elizabeth Emanuel, que después se divorciaron y estuvieron en juicio porque ella vendió los diseños originales de dicho vestido sin consultarle a su exmarido, informa el diario español El País.

El público hace filas para ingresar al lugar de la exposición, siguiendo las normas de bioseguridad, que es metro y medio de distanciamiento social, toma de temperatura al ingresar y uso de barbijo. Además no puede haber aglomeraciones en las salas, solo cuando se llega al lugar donde está el traje de Diana se permite quedarse dos minutos más, pues es la pieza más admirada. La muestra estará abierta hasta el 2 de enero de 2022.



Este vestido de novia es de propiedad de los príncipes Guillermo y Harry, que lo heredaron al igual que otros objetos personales de su madre, que ellos mismo escogieron. Lo prestaron para la exposición, tomando en cuenta de que forma parte de las celebraciones del 60 aniversario del nacimiento de Lady Di, que será el 1 de julio.

Los diseñadores comentaron que para crear esta pieza se inspiraron en las princesas de Disney. Le habían encargado un vestido de novia espectacular, que supere a todos los que se habían usado antes y que cree tendencia. Y así fue. Para elaborarlo les presentaron un salón del palacio de Kensington, pues en su atelier no entraba, además de que tenía que guardarse el secreto del mismo.



Los esposos Emanuel tardaron 600 horas en confeccionarlo, utilizaron 95 metros de tela y fue elaborado por partes, que unos días antes de la boda se unieron, para que nadie tenga la posibilidad de verlo completo. La boda de Carlos y de Diana ha sido el evento real más visto por TV, con más de 750 millones de personas en todo el mundo.



Comentarios