Escucha esta nota aquí

La canciller de Alemania Ángela Merkel pidió a los ministros presidentes de los estados federados de su país seguir estrictamente las recomendaciones de los expertos en salud pública de no usar los barbijos artesanales porque no brindan la protección necesaria de los contagios.

La autoridad exigió a los ciudadanos a luchar inteligentemente contra el Covid-19, y una forma es usar barbijo cuando se sale a la calle, ya sea para ir a trabajar, a centros comerciales o al usar el transporte público. 

Explicó que los científicos de su país dijeron que los barbijos artesanales no detienen el virus al no usar los materiales adecuados, por más que sean elaborados por alguna firma de moda famosa.

La protección solo la consiguen las mascarillas profesionales, las quirúrgicas con tres capas de telas protectoras, informa el diario ABC.



La canciller alemana expresó que los ciudadanos de su nación deben seguir esta recomendación para evitar más contagios, en un país que registra más de 15.000 infectados por día y mil muertos, y que tiene casi paralizada su economía debido al nuevo virus.

Expresó que mucha gente recurre a los barbijos artesanales, porque son lavables o porque son divertidos y combinan con la ropa, pero que eso no  es lo que se busca. Se quiere proteger al menos del 90% de las filtraciones de las gotículas que pueden contener el Covid-19.

Merkel manifestó que pidió a sus colegas de Unión Europea que también prohíban el uso de este tipo de mascarillas. El primer país en manifestar que seguirán dicha recomendación fue Francia, que ya pidió a sus ciudadanos el uso de barbijos quirúrgicos.



En muchos países del mundo, sobre todo en Latinoamérica, se pusieron de moda las mascarillas artesanales, elaboradas con tejidos nativos, que mostraban la belleza y la diversidad de diseños originarios, algunos hasta con bordados. 




Comentarios