Escucha esta nota aquí

De a poco, la acera oeste de la plaza 24 de Septiembre se fue llenando de gente, había gran cantidad de niños y todos entusiasmados por lo que se había anunciado que iba a pasar en el escenario que se levantó en el frontis de la Casa de la Cultura. 

Era el homenaje que se hacía a la actriz Lorena Sugier, al director de teatro Andrés Canedo y al Snack Tía Ñola, por su aporte al arte de las tablas.



Hubo música, bailes, escenas circenses y no podía faltar el teatro, que le dio un toque especial a la jornada.

No solo era la distinción a tres importantes personajes del arte, sino que también se rendía homenaje al teatro, aquella actividad artística que a pesar de las crisis sigue vigente, mostrando en el escenario historias que hacen reflexionar a grandes y chicos.



Se estaban leyendo fragmentos del mensaje sobre el teatro que emitió la actriz Helen Mirren, cuando de imprevisto apareció por una de las calles un grupo de artistas, zanqueros, bailarines, malabaristas, cuentacuentos y actores, que brindaron un momento de alegría, interactuando con el público.

Subieron al escenario Lorena Sugier y Andrés Canedo, una actriz y un director, ambos de notable trayectoria en el teatro nacional. Dijeron que las tablas son más que un espacio para interpretar personajes y contar historias, que allí se aprecia la vida, los hechos cotidianos y por medio de ellos se reflexiona y se dan ejemplos de buena convivencia.



De igual manera Ariel Vargas y Martha Mejía, del Snack Tía Ñola, fueron distinguidos y se les agradeció el trabajo que llevan a cabo con su local. 


Comentarios