Escucha esta nota aquí

Enrique Galarza Vaca, conocido como Pippo, peinador de reinas y el organizador de la tradicional serenata a Santa Cruz del parque El Arenal, por primera vez en 35 años no elegirá a la soberana de esta tierra para coronarla en el evento que se realizaba anualmente al aire libre ante un multitudinario público.

La cuarentena del coronavirus obligó a que por tercera vez en la historia del evento este deba postergarse, pero será la primera que no se nombre reina. En 2008, cuando sectores sociales amenazaban con cercar Santa Cruz, el evento se trasladó de septiembre a octubre; y en 2019, los incendios forestales en la Chiquitania también movieron unos meses la serenata. 

Esta pausa servirá para que el famoso estilista se recupere de salud, pues, a sus 74 años, está afectado por la diabetes, insuficiencia renal y, además, en julio venció al coronavirus

Sebastián Galarza, su sobrino y mano derecha, contó que Pippo está estable, pero continúa recibiendo diálisis

Pippo estableció un sello en la belleza y ha sido protagonista en la vida social cruceña por más de 50 años. 

En el espectáculo de la Serenata a Santa Cruz se corona a la reina del departamento, elegida por Galarza y coronada por el alcalde, para representar a la mujer bonita, valiente, trabajadora y querendona de la región. Junto a la reina desfilaba su corte de princesas, damas y cadetes. También se presentaban artistas y grupos de bailes regionales para enaltecer la cultura oriental.