Escucha esta nota aquí

Más de 15 años después de su última aparición como caballero Jedi, Ewan McGregor usa las lecciones de la edad y de la experiencia para encarnar de nuevo el rol del maestro Obi-Wan Kenobi, la nueva serie de Star Wars.

El estreno en 1999 de La amenaza fantasma, episodio siguiente de una saga muy esperada tras la trilogía inicial, suscitó gran entusiasmo. Pero el filme decepcionó a más de uno con sus diálogos poco creativos, su intriga político-espacial intrincada y el alocado Jar Jar Binks.

Para Ewan McGregor, que entonces encarnó el rol emblemático del Jedi Obi-Wan Kenobi antes interpretado por Alec Guinness, la experiencia fue dolorosa.

"Para mí una de las dificultades de estar en estas precuelas es que ellas parecen no haber sido bien recibidas en su estreno", dijo el actor durante una rueda de prensa virtual organizada para presentar la serie de la plataforma Disney+.

"Como no había redes sociales, en ese momento no había un enlace directo con los fanáticos. Pero además los seguidores eran chicos", destacó el actor.

Pero a lo largo de los años McGregor pudo constatar que la trilogía de la que había hecho parte retomó brillo a los ojos de los aficionados de la franquicia, en especial entre los más jóvenes.

"Eso me hizo reconciliarme un poco con estas películas y pienso que también con mi experiencia en el universo de Star Wars", explicó.

Ewan McGregor y Hayden Christensen, que encarnaba a Anakin Skywalker, están de regreso para una miniserie de seis episodios que se sitúa cronológicamente entre los eventos de las precuelas y la primera película de Star Wars estrenada en 1977.

Más precisamente Obi-Wan Kenobi se desarrolla unos diez años después de la conclusión trágica de La venganza de Sith, en la que el maléfico emperador Palpatine toma el poder y pone al joven aprendiz de Kenobi del lado oscuro de la Fuerza, convirtiéndose en el siniestro Darth Vader.

El caballero Jedi encarnado por McGregor vive una vida triste y desilusionada en la desértica Tatooine.

"Por diez años, Obi-Wan se esconde, no puede comunicarse con ninguno de sus antiguos camaradas y está realmente aislado", cuenta el actor.

"No puede utilizar la Fuerza. Entonces, de cierta forma perdió la fe. Él es como alguien que se alejó de su religión... La única responsabilidad que le queda de su vida pasada es la de velar por Luke Skywalker", subrayó el protagonista.

Sin embargo, Kenobi no se va a aburrir por mucho tiempo pues se reencuentra con los Inquisidores, villanos terribles encargados por el Imperio para erradicar a los pocos Jedi sobrevivientes.

Inspirado en Alec Guinness 

Obi-Wan Kenobi resulta de la reciente decisión de Disney de trasladar el universo de Star Wars del cine a la televisión.

La saga debe jugar un papel central en la estrategia comercial de Disney+, la plataforma de streaming lanzada por el número uno mundial del entretenimiento.

A Obi-Wan Kenobi le seguirá próximamente la serie Andor, precuela del filme Rogue One, y después una nueva temporada del éxito The Mandalorian.

Otras series de Star Wars están en producción, entre ellas Ahsoka The Acolyte.

Los dos primeros episodios de la serie Obi-Wan Kenobi estarán disponibles en Disney+ a partir del 27 de mayo.



Comentarios