Escucha esta nota aquí

Jennifer Aniston reveló en una nueva entrevista que se vio obligada a cortar relación con sus amigos que “se negaron” a recibir su vacuna contra el Covid-19. En la revista InStyle, el ícono de Hollywood de 52 años explicó que no tiene tiempo para los antivacunas o aquellos que “simplemente no escuchan los hechos” cuando se trata de ciencia.

La estrella de “Friends” dijo que siente que la franja de estadounidenses que no quiere inocularse contra el coronavirus están basando su postura en “el miedo o la propaganda”.

Aniston, quien protagoniza la serie “The Morning Show” de AppleTV+ como presentadora de noticias, explicó que pasó gran parte de la pandemia manteniéndose al día con las noticias, pero que en un momento tuvo que tomar un descanso.

“Realmente tuve que dejar de tener la televisión encendida todo el tiempo, dijo la actriz sobre el comportamiento compulsivo que tuvo durante el aislamiento social. “Todos pasamos por la fatiga de las noticias, la fatiga del pánico, durante la pandemia porque esperábamos que algún día nos despertaríamos y oiríamos algo esperanzador, y todo lo que obtuvimos fue más locura”.

Luego se refirió al grupo de antivacunas, que hasta ahora se han negado a recibir su vacuna contra el coronavirus. “Hay todavía un gran grupo de personas que están en contra de las vacunas o simplemente no escuchan los hechos. Es una verdadera lástima‘’, dijo la actriz estadounidense. “Acabo de perder a algunas personas de mi vida diaria que se negaron o no revelaron si habían sido vacunadas o no, y fue lamentable”.

“Siento que es su obligación moral y profesional informar, ya que no todos estamos siendo testeados todos los días. Es complicado porque todos tienen derecho a tener su propia opinión, pero muchas opiniones están basadas en nada más que en el miedo o la propaganda”, añadió.

Aniston recibió su segunda dosis de la vacuna en mayo y compartió la noticia en Instagram con sus millones de seguidores de todo el mundo. “Completamente vacunada y se siente tan bien”, escribió en su publicación. “Somos extremadamente afortunados y privilegiados de tener acceso a las vacunas Covid-10 en los Estados Unidos en este momento”.

“Desafortunadamente, ese no es el caso en todas partes ... y como sabemos, la salud de uno de nosotros nos afecta a todos”, continuó. “Pensando en aquellos que no tienen o no tendrán la oportunidad de vacunarse y abrazar a sus amigos y familiares”.

Comentarios