Escucha esta nota aquí

La actriz canadiense Caterina Scorsone, que interpreta a Amelia Shepherd de la serie Grey's Anatomy, habló sobre lo que es ser madre de un niño con síndrome de Down y la importancia de la equidad, en una entrevista publicada en las redes del programa Good Morning America.

Al conmemorarse octubre como el Mes de la Concientización del Síndrome de Down, la artista de 39 años, presentó a su pequeña Pippa, de 3 años, y la hermana mediana de sus tres hijas.

"Pippa tiene Síndrome de Down, pero Pippa no es Síndrome de Down. Pippa es Pippa. Pippa es diferente. También tú y yo", inició Scorsone.

"Podía leer palabras sencillas a los 3 años, pero tardó más que su hermana en poder hablar debido a las diferencias en su planificación motora oral y tono muscular... Es pequeña para su edad pero sus ojos son sabios. Siempre dice lo que quiere decir y no soporta a los tontos", contó.

De igual manera, dijo que Pippa "tiene necesidades que son específicas de la forma en que se hizo su cuerpo", como "cada ser humano también tiene necesidades individualistas para prosperar en la vida".

La actriz prefiere el término "equidad" a "igualdad" cuando apoya los derechos de su hija. "La equidad abraza nuestras diferencias. La igualdad a veces las borra accidentalmente y, al hacerlo, crea desventajas y desigualdades para muchas personas", dijo.

"Para tener las mismas oportunidades de realización que yo tengo, Pippa necesita cosas como terapias diseñadas para apoyar sus diferencias de aprendizaje y desafíos físicos", añadió. "Necesita más visibilidad en los medios para las personas que se parecen a ella, para que la gente la reconozca como parte de su comunidad y pueda reconocerse a sí misma en los personajes aspiracionales que ve en la televisión y en la prensa".

"Cuando sea mayor, necesitará apoyo con algunas de sus habilidades para la vida, y para encontrar un trabajo que se adapte perfectamente a sus habilidades y talentos. Necesitará apoyo para obtener igualdad en la vida. Necesitará equidad", resaltó.

"Independientemente de la cantidad de cromosomas o habilidades que tengamos, el género que expresemos, el dinero en nuestra cuenta bancaria, el color de nuestra piel o el perfil de aprendizaje al que respondamos mejor, los seres humanos tenemos las mismas necesidades. Necesitamos amor, seguridad , dignidad y conexión", finalizó Scorsone.

La actriz también es madre de Eliza, de 8 años, y Lucinda, de 10 meses, con su ex Rob Giles.