Escucha esta nota aquí

En 1991, en Las Vegas, Lupita Jones hizo lo que nadie en su país había hecho, ganar el concurso Miss Universo y de esa manera poner en lo más alto del planeta la bandera de su patria. Por ello fue que la oriunda de Mexicali se convirtió en una celebridad. A los pocos años se hizo cargo de la organización del certamen Miss México y de preparar a las candidatas.

Hasta ahí todo estaba bien, pues tenía en apoyo de varios presentadores y de un importante canal de TV. Lupita se hizo también famosa por su carácter fuerte, por decir las cosas tal como las pensaba, muchas veces sin filtro, lo que disgustaba a la gente con la que trabaja, a los productores de televisión y a sus pupilas, las reinas de belleza, que empezaron a quejarse de malos tratos.



La relación de Jones con los ejecutivos del canal de TV al que pertenecía se hizo cada vez más tirante. Y a ello se sumaban las misses, que decían que les exigía mucho y que les daba muy poco. Incluso algunas dijeron que le hacían cobros de dinero por la preparación que recibían, cuando eso tenía que ser por cuenta de la organización del certamen.

Sin embargo, Lupita se defendía diciendo que el trabajo que ella hacía era con mucha disciplina, que jóvenes desorganizadas y débiles de carácter no podían triunfar. Y el mejor momento le llegó cuando su pupila Ximena Navarrete ganó la corona de Miss Universo 2010, también casualmente en Las Vegas, donde antes lo había hecho su mentora.

Ese triunfo universal, más dos segundo lugares en Miss Mundo y un par de títulos de Miss Internacional le dieron mucho oxígeno. En varias oportunidades dijo que ese era el resultado de su trabajo y de las exigencias que hacía a sus misses.

No obstante, los problemas de Lupita con su entorno no se habían acabado. El canal de TV donde producía su concurso canceló su contrato y tuvo que buscar otra casa televisiva, donde estuvo solo unos años y luego también tuvo que irse.

Obligada a disculparse

En el Miss Universo 2019, celebrado en Atlanta (EEUU), la candidata de Lupita Jones, la jalisciense Sofía Aragón ocupó el prestigioso puesto de segunda finalista, por lo que recibió muchas muestras de aprobación a su trabajo.

Recientemente, Sofía Aragón dijo que estaba cansada de que Lupita Jones reciba felicitaciones por una labor que no hizo, ya que nunca la apoyó en su camino a Miss Universo, que toda su preparación se la buscó y la pagó ella, que era una mentirosa y que 'saludaba con sombrero ajeno'.



Aclaró que el libro que ella publicó antes de ir al certamen universal no le costó un peso a Jones. Que sí, le presentó a los editores pero que de ahí no hizo nada más, pues ella llegó a un acuerdo con la casa editorial y así fue como salió a la venta su obra literaria.

Lupita enfureció. Dijo en sus redes sociales que Sofía Aragón era una malagradecida y mentirosa, que ella le pagó su cirugía plástica de la nariz, su lipoescultura y el arreglo de su dentadura. También la preparó y la ayudó con su vestuario.

En otro video que subió a sus redes sociales la exreina volvió a arremeter ahora contra la mayoría de sus candidatas, pues algunas de ellas también dijeron que nunca las prepararon, y si lo hacían les cobraban dinero. Dijo que muchas de ellas "eran drogadictas, alcohólicas, golfas" y las tuvo que ayudar a salir de esa vida.

La guerra estaba declarada. Aragón aclaró que sus operaciones estéticas las pagó un patrocinador, que la plata la habían depositado a la cuenta bancaria privada de Lupita, y que de ello había pruebas. Que sus dientes se los arreglaron sin costo y que también de ello existían testigos.

Lupita Jones recibió muchas críticas. Prácticamente la destruyeron en las redes sociales por haberse expresado de esa forma de las misses y la acusaron de ejercer violencia sicológica contra las mujeres.



Muchos missiólogos y personajes de la farándula dijeron que Lupita Jones no debería tener la franquicia de Miss Universo en México, porque era una persona violenta y que no estaba capacitada para trabajar con jóvenes.

Ante tanta presión mediática, la primera mexicana Miss Universo se vio obligada a pedir disculpas públicas a sus misses y a Sofía Aragón en particular. En un video que subió a sus redes dijo que actuó sin medir las consecuencias de lo que decía, que lo hizo en un momento de rabia y sin control y que pedía perdón a todas las jóvenes que ofendió.

Manifestó que Sofía Aragón fue una excelente representante de México, que si no recibió la preparación adecuada fue por falta de recursos económicos, que reconocía que ella se había esforzado para dejar en alto el nombre de su país y que lo había conseguido.

El periodista de espectáculos José Origel dijo anoche que apoyaba a Lupita Jones, a quien conoce desde antes de ser Miss Universo en 1991, porque es una mujer que trabaja por México, muchas veces sin apoyo económico. Pero también reconoce que es una persona de carácter fuerte, que algunas veces se deja llevar por su impulsos.



La Miss Universo 2010, Ximena Navarrete, dijo que "ójala siempre cuidemos nuestras palabras y adjetivos calificativos para referirnos a las demás mujeres. Una situación temporal que estés pasando en tu vida, no te define como ser humano", declaró al portal mexicano UnoTv.

La exmiss mexicana y ahora actriz Cynthia de la Vega contó que el año de su reinado (2011) fue horroroso, gracias a los malos tratos que recibió de Lupita Jones. En una semana la hizo perder siete kilos con una dieta que ella pagó. Dijo que siempre le señalaba sus defectos, pero de mala manera y que ser reina de belleza fue un tormento.