Escucha esta nota aquí

El documental Secrets of Playboy, de la cadena estadounidense A&E, lanzó su primer capítulo el lunes en Estados Unidos y aún faltan nueve más en los que las 'conejitas' harán confesiones nunca antes escuchadas sobre sus vivencias en la mansión de Hugh Hefner.

Hefner era conocido por estar rodeado de mujeres bellas a lo largo de su vida, pero pocos sabían todo lo que pasaba detrás de esta fantasía creada por él. Hoy, sus exnovias lo cuentan a detalle.

Entre las declaraciones de las exconejitas están las de Holly Madison, Sondra Theodore y PJ Masten, esta última conocida como 'Bunny Mother', quien estaba a cargo de todas las mujeres que ingresaban.

Madison menciona que vivir en la mansión era como "estar en una secta", que Hefner controlaba todo, los movimientos, calendarios, la comida e incluso el peso que debían tener las modelos que vivían con él. Lo más importante en ese lugar era hacerlo feliz y complacerlo.

Sondra Theodore, por su parte, hace una descripción desgarradora sobre el magnate. "Era como vampiro que chupó la vida a estas chicas durante décadas".

La existencia de prácticas zoofílicas y otras bestialidades también fueron denunciadas por las mujeres, junto con el uso de drogas durante las fiestas en la mansión, especialmente unas pastillas conocidas como 'quaaludes'. "Tomabas la mitad, porque si tomabas dos, te desmayabas. Los hombres sabían que podían hacer que las chicas hicieran casi cualquier cosa si le daban un 'quaalude'", cuenta Theodore.

Son muchos los actos ilegales que se denuncian y salen a la luz, entre ellas las llamadas Noches de cerdas, en las que Hefner contrataba trabajadoras sexuales que él consideraba "feas" para que tengan relaciones con sus amigos VIP.

En el documental también se deja entrever que las autoridades no investigaban qué pasaba realmente en las famosas fiestas de Hefner, que en nombre de la "libertad sexual" cometía todo tipo de abusos contra las mujeres, a las que consideraba objetos.

Después del estreno del primer episodio del documental, Cooper Hefner no tardó en salir a la defensa de su difunto padre. "Puede que algunos no aprueben la vida que eligió mi papá, pero él no era un mentiroso. Aunque poco convencional, fue sincero en su enfoque y vivió con honestidad. Era generoso por naturaleza y se preocupaba profundamente por las personas. Estas historias salaces son casos de arrepentimiento que se convierten en venganza", publicó en su cuenta de Twitter.

Un episodio ya generó una gran polémica por todo lo ocurrido dentro de la mansión Playboy, y aún hay mucha tela que cortar.

Comentarios