Escucha esta nota aquí


A sus 91 años y a pocos meses de celebrar un año más de vida, Lorgio Vaca Durán decidió dar a conocer su biografía, la que ha escrito junto al escritor y periodista Fernando Valdivia y que será presentada el sábado 11 de junio, a las 20:00, en la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra.

El mural de la vida condensa en casi 300 páginas, acompañadas de fotografías personales y de sus obras, vivencias y circunstancias que determinaron su trayectoria artística y los caminos que lo llevaron del dibujo a convertirse en uno de los muralistas más importantes del país. 

Dividido en 19 capítulos, el libro, que será presentado en el salón Gabriel René Moreno de la FIL 2022, es el resultado de cinco años de conversaciones del creador de La gesta del Oriente boliviano con Valdivia y de escritos personales en los que cuenta detalles de su infancia, juventud y otros avatares de una vida en la que ha tenido que sortear prohibiciones, persecuciones políticas, pero en la que nunca claudicó de sus ideales. 

“Siempre he escrito por aquí y por allá, pero todo estaba disperso y mi amigo Fernando Valdivia un día vino y me propuso que nos reunamos una vez a la semana y le fuera contando mi historia. Así le conté mi niñez, la vez que mi padre me regaló sus pinceles al momento de separarse de mi madre, la vez que ella me raptó para llevarme a La Paz, la juventud con mis amigos de mi barrio, el momento en que después de estudiar dos años de Derecho decidí dedicarme por completo a la pintura y me fui a vivir con los pobladores indígenas de la zona del lago Titicaca… Así fue saliendo la biografía a dos voces”, cuenta el artista, que es enfático en afirmar que “la vida fue mi maestra y la calle fue mi gran escuela”

En la biografía, que no tiene un orden cronológico, Vaca también relata su militancia en el Partido Comunista, los avatares del colectivo de artistas y escritores Grupo Anteo del que formó parte, sus viajes por el continente y sobre todo dedica amplio espacio para contar la importancia que tuvo su compañera de vida, Ada Sotomayor, que es madre de sus tres hijos y que falleció hace cinco años. 

“Lo que más me llamó la atención de la vida artística de Lorgio fue sobre todo su consecuencia con los ideales que él tiene y que ha ido plasmando en el arte”, indica Valdivia. 

El coautor de la biografía también señala que otro aspecto que admira de Vaca es que descubrió que su técnica se la debe a la sabiduría que ha recogido de los pueblos indígenas. “Cuando le preguntaba de la técnica que él empleaba en sus murales y de dónde la había aprendido, me dijo que la aprendió de los indígenas del Oriente que tienen una rica tradición en alfarería, el manejo del barro, del moldeo y de la apropiación de colores”, cuenta Valdivia.


Inicios y educación
Lorgio Vaca Durán nació el 24 de septiembre de 1930 en Santa Cruz de la Sierra. Carlos Vaca, su padre, al retornar de la Guerra del Chaco y antes de separarse de su madre le regala las acuarelas con las que pintaba en las cárceles de Paraguay.
Su madre, Bertha Durán, se lo lleva a vivir a La Paz, ciudad donde realizará sus estudios escolares y donde iniciará la carrera de Derecho, la que deja luego de dos años de estudio.

Muralista 
Vaca es considerado uno de los muralistas más importantes de América y es dueño de un estilo original. Continúa activo en la creación de murales y en la docencia en la carrera de Artes
de la Uagrm.


Comentarios