Escucha esta nota aquí

Con la pandemia por Covid-19, que golpea a todos los rincones del planeta, la Miss Beni, Fátima Saive Alcázar Montejo, contó cómo pasa el día a día en Trinidad (Beni), donde los contagios por coronavirus suben a diario. La bella beniana tiene la esperanza de que su gente vuelva a respirar con la tranquilidad de antes.

-¿Cómo es el día a día de la Miss Beni en esta época de pandemia?

Por motivos de trabajo me tuve que quedar en Trinidad, lamentablemente no pude irme a San Borja a cumplir la cuarentena con mi familia como me hubiera gustado, pero gracias a Dios estoy bien, quedándome en mi casa, haciendo algunos proyectos, pasando mis clases online y, sobre todo, cuidándome, que es lo que todos tenemos que hacer.

-¿Qué se extraña de la vida normal de antes?

Extraño ver a mis amigos, a mis compañeros, a mi familia principalmente, extraño el abrazo de las personas que más amo, pero sobre todo extraño ver a mi departamento feliz y lleno de vida como era antes.

-¿Su reinado se prolonga por la pandemia?

Sí, como todos sabemos hoy los concursos de belleza están haciendo una pausa, certámenes como el Miss Universo no se harán este año. Se piensa retornar el 2021, entonces sigo con este reinado a la espera de un comunicado oficial del Miss Bolivia y la organización del Miss Beni.

-¿Qué le dices a todos los benianos que sufren por el coronavirus?

Desde lo más profundo de mi corazón, que estoy con ustedes, siento el dolor que sienten, pero al mismo tiempo les pido que nos mantengamos unidos y con fe, que con la bendición de Dios vendrán días mejores.

- A su gente de San Borja, ¿qué mensaje le enviaría?

Sé que mi pueblo al igual que el mundo entero vive momentos duros, no saben cuánto me duele, pero también sé que somos un pueblo de hombres y mujeres fuertes, que nunca nada ni nadie nos ha vencido, tengo fe de que hoy no será la excepción. Mis oraciones están con ustedes cada día, pronto saldremos de esta.