El ídolo mexicano se dirigió por última vez al país, el 5 de julio de 2012, en el 'Tahuichi' Aguilera de Santa Cruz.

13 de diciembre de 2021, 14:14 PM
13 de diciembre de 2021, 14:14 PM

Que te vaya bonito fue una canción que quedó registrada en la mente de los más de 17 mil espectadores que asistieron al estadio Tahuichi Aguilera para presenciar el último concierto de Vicente Fernández en escenarios bolivianos, el 5 de julio de 2012. 

La pieza, que sirvió para que los fanáticos agradezcan al rey de la música ranchera por tantos años de música y alegría, fue una de las tantas que cantaron los cruceños en la despedida del artista, que duró más de tres horas.

Luego de la actuación del boliviano Pipe Bueno y vistiendo su tradicional traje de charro, la estrella apareció en el escenario a las 21:20, cantando el tema Tierra linda. "Aquí me tienen una vez más por última vez. No quiero que me recuerden, quiero que nunca me olviden", expresó y el público estalló en un solo grito.


Cuando el público estaba extasiado, con la voz de 'Chente' afinada por el coñac Braastad XO y el impecable acompañamiento del Mariachi Azteca, el 'Charro de Huentitán' le cedió el micrófono a su hijo 'el potrillo mayor', Vicente Fernández Jr. "Para que lo reciban con cariño", como lo hicieron con "el potrillo menor" (Alejandro Fernández). Seis piezas en solitario y una a dúo con su padre fue lo que ofreció el heredero.


"Solo quiero que me regalen un poquitito del cariño que le tienen a mi padre", dijo.

La muchedumbre lo recibió con beneplácito mientras bailaba y aplaudía en cada interpretación para calentar la velada. A su regreso, el 'rey' arremetió con sus éxitos: Mujeres divinas y Volver, volver fueron las más ovacionadas.

El artista, que en ese entonces tenía 47 años de carrera, se despidió del público boliviano con un ademán de derramar lágrimas mientras en la pantalla led se leía el mensaje: "Gracias por estar conmigo". Chente probó que sigue siendo el rey.