Escucha esta nota aquí

De ser un espacio en el que varias personas interactuaban (en el caso de una empresa laboral) o tal vez eran los minutos en los que aprovechaban de tomar su café, o quizás eran los minutos más aburridos o más desesperados porque estabas retrasado. Lo cierto es que, sea uno u otro el caso,  ahora su uso exige nuevas reglas para garantizar tu salud.

Con la flexibilización de la cuarentena rígida en Santa Cruz y, con ella, el retorno, de a poco, al trabajo, las oficinas públicas y privadas que cuentan con ascensores en sus estructuras han tenido que adoptar nuevas medidas de bioseguridad y hacer inversiones para enfrentar los nuevos desafíos que exige la emergencia sanitaria. Es que el gran enigma de la actualidad es cómo hacen las empresas para que sus empleados retornen a trabajar de forma segura. Una de las instituciones que ha acondicionado sus ambientes, entre ellos, sus  ascensores es la Cámara de Industria, Comercio y Turismo (Cainco). 

Jorge Subirana Castellanos, Gerente de Economía y Finanzas de Cainco, indica que al iniciar la cuarentena, se trabajó en la implementación de reglas estrictas para el uso de los distintos ambientes y oficinas de la institución, y obviamente también se tomó en cuenta el uso de los ascensores, como el límite de pasajeros. No pueden subir más de tres personas y cada una de ellas debe portar obligatoriamente barbijo y respetar la distancia social respectiva y debidamente señalada, tener la vista al frente y no dialogar  dentro del elevador. Tampoco deben activar la ventilación. De igual forma, al salir del ascensor cada una de las personas debe mantener la distancia debida, tanto la que abandona el ascensor como la que desea ingresar.  

"Estamos totalmente preparados con la salud y seguridad de nuestros trabajadores, actualmente estamos realizando nuestra labor a través del Teletrabajo,  especialmente en los puestos que no son tan necesarios que asistan de forma presencial, los pagos se hacen de forma electrónica y de igual forma las firmas , y si esto se vuelve a normalizar, trataremos de que asista solo el personal estrictamente necesario", señaló.

Similar es la medida que han tomado otras firmas e instituciones, como el Palacio de Justicia, donde las autoridades judiciales trabajan  para encontrar la mejor manera de que la gente pueda llegar a sus oficinas y escritorios sin contagios del Covid-19, en los casos estrictamente necesarios, equilibrando la densidad en los ascensores contra un posible hacinamiento mientras los  usuarios esperan su turno. Además, se mantiene el control de la temperatura y sobre el uso del cubrebocas.

Comentarios