Escucha esta nota aquí

Faltan nueve días para que Kamala Harris asuma y se convierta en la primera vicepresidenta de Estados Unidos. Sin embargo, el fin de semana miles de estadounidenses hablaron de ella para criticar la fotografía en la que aparecerá en la portada de febrero de la revista Vogue.

Y es que en la imagen, la política de 56 años se ve con la piel más clara y aparece con pantalón, saco casual y zapatillas  Converse.

La fotografía que fue publicada ayer se acerca a los 8 mil comentarios, la mayoría de los cuales desaprueban el look de la futura autoridad, pero más aún la responsabilidad de Anna Wintour, editora en jefe de Vogue, y a la revista misma.

"¡La hermosa piel de Kamala está completamente descolorida en esa foto!"; "¿Por qué le hiciste esto? Sabes que esta foto es atroz Anna Wintour, iluminación, estilo, todo"; "Ella es hermosa, pero el estilo de la foto es decepcionante", son algunos de los comentarios que dejaron en la publicación.

Pero los internautas no fueron los únicos descontentos por la publicación. Según el diario británico Daily Mail, una fuente declaró que "la vicepresidenta electa Kamala Harris está extremadamente decepcionada con su portada en la revista 'Vogue' que ha sido duramente criticada, pero aún espera que sirva como una señal de que 'los sueños se pueden lograr".

De igual manera, el diario argentino Página 12 publicó que una fuente del entorno de la funcionaria dijo que la foto de portada debía aparecer en el interior de la revista, mientras que para la principal Harris eligió una en la que usa un traje de dos piezas celeste frente a un fondo dorado.

Según informó otra fuente a CNN, los asesores de Harris  solicitaron a la revista que modificara la tapa; sin embargo, la versión impresa ingresó a la imprenta a mediados de diciembre, así que Vogue respondió publicando una segunda portada digital que muestra a Harris con el elegante traje Michael Kors.

En un comunicado que envió por mail, un portavoz de Vogue dijo que la revista "amaba las imágenes que Tyler Mitchell (primer fotógrafo afroamericano en hacer una portada para Vogue) tomó y sintió que la imagen más informal capturaba naturaleza auténtica y accesible de la vicepresidenta electa Harris".

"Para responder a la seriedad de este momento en la historia, y el papel que ella tiene que desempeñar para liderar nuestro país, estamos celebrando ambas imágenes como portadas digitales", también explicó. 

Sobre otro detalle muy criticado de la foto anterior, el fondo con los colores verde manzana y rosa salmón, señaló que se inspiraron en los colores de Alpha Kappa Alpha de la Universidad de Howard, la "primera hermandad históricamente afroamericana y a la que perteneció la política. 

Página 12 compara este caso con el de varias famosas que han sido víctimas de los directivos de las revistas con la manipulación de su imagen para cumplir "el ideal de belleza que desde sus páginas quieren instalar".

Otra víctima de los retoques digitales fue Yalitza Aparicio, la actriz protagonista de la película Roma, que en febrero de 2019 apareció en la portada de la revista ¡Hola! con la piel mucho más clara.

Kamala Harris nació el 20 de octubre de 1964, en Oakland (Estados Unidos), de madre india tamil y padre jamaiquino. En una entrevista de 2019, la vicepresidenta electa dijo: "Soy negra y estoy orgullosa de ello".


Comentarios