Escucha esta nota aquí

El invierno se estrenó con dureza en Santa Cruz de la Sierra. Aunque desde la mitad de la semana el 'surazo' dio tregua, todavía se vienen días nublados, sin señales de la calidez del sol, como anuncia el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) en Santa Cruz.

En esta estación las personas están más expuestas a gripes y resfríos, que en tiempos de pandemia pueden resultar peligrosas o generar confusión. Por ello, abrigarse y mantenerse caliente y sano es más importante que nunca. Estos consejos son básicos, pero muy útiles.

1.- La capa base y la primera es muy “La manera correcta de usar las capas base es directamente contra la piel”, dice él. “Mucha gente comete el error de ponerse una camiseta debajo de una capa base porque les preocupa la aspereza. Pero tienes que ponértela contra la piel para que interactúe con la calidez del cuerpo y conserve el calor”.

 Lo primero que deberías ponerte junto a la piel, antes de salir y enfrentar las inclemencias del tiempo, es una buena base, dice Palmer West, cofundador de Aether, fabricante de ropa técnica para el exterior. Las combinaciones de lana merina y telas sintéticas son buenas opciones.

1. En primer lugar, abrigarse bien la cabeza porque es por donde más calor corporal se pierde y es muy importante llevarla protegida para mantener la temperatura interna. Bien sea con un gorro de lana o un sombrero, todo sirve para protegerla. Tomar en cuenta si se viene algún aguacero.

2. Otra zona por la que se va el calor en cuestión de minutos son los pies, porque están en permanente contacto con el suelo. La recomendación es que no todos los zapatos abrigan igual, lo ideal son unas botas o zapatos con suela gruesa, como de goma, son los mejores aliados.

3. Siguiendo con los pies, también hay que poner atención a los calcetines, sin necesidad de incomodarse con más de un par. Unos de lana o unos térmicos serán suficientes para mantener los pies calientes.

4. Los guantes son muy útiles, además de que evitan la sequedad y grietas.

5. Otra parte del cuerpo que hay que proteger sí o sí es la garganta. Las bufandas son el accesorio perfecto para ello, aunque se lleve un abrigo de cuello alto. Mientras más ancha mejor, así cubre hombros, nuca y la parte alta del tronco.

6. La ropa térmica es un básico para evitar el traje cebolla (varias capas de ropa). Desde las medias hasta una camiseta ahorrarán varias chompas.


Comentarios