Escucha esta nota aquí

En mayo de 1987 la chilena Cecilia Bolocco ganaba el afamado concurso de Miss Universo, en Singapur. Mientras tanto Carlos Saúl Menem miraba el certamen de belleza en su residencia en La Rioja, provincia argentina de la que en esa época era gobernador, dos años después llegaría a ser el presidente de su país. El destino hizo cruzar los caminos de ambas personalidades, se conocieron en 1999, cuando ella lo entrevistó para un programa de televisión que la diva conducía en su patria. Fue en el set de filmación que surgió una chispa que luego se convertiría en un fuego de pasión, por lo menos de parte de él.

Después de esa cita hubo otras más, unas en Santiago, otras en La Rioja, algunas en Buenos Aires y también en Miami, ciudad estadounidense que ambos frecuentaban y donde tenían casas. Sin embargo uno de los momentos culmines de la relación sentimental de Cecilia Bolocco, que en ese entonces tenía 35 años, y de Carlos Menem, con 70, fue el obsequio que él le hizo a su enamorada, un anillo de oro con varios diamantes, de la joyería Bulgari, del que no se tiene precio, pero que algo similar llega a costar 50.000 dólares.



La entrega de la joya tuvo lugar en el Club House del hotel Las Brisas, en Santo Domingo, República Dominicana, a orillas del mar Caribe, en una romántica noche y en la que la bella chilena le dijo sí al longevo expresidente argentino, y al poco tiempo se casaron, cuenta el diario La Tercera.

Bolocco lució la joya durante varios años y cuando le preguntaban por ella la enseñaba orgullosa. Representó una parte importante de su vida, que cambió su existir, pues de aquella relación nació su único hijo, Máximo Menem Bolocco, que actualmente tiene 17 años y vive con ella en Santiago de Chile.

El matrimonio de la chilena y el argentino duró siete años, tiempo en el que hubo varias idas y venidas. Ella lo acompañó durante la campaña electoral presidencial que buscaba su segunda reelección rumbo a la Casa Rosada, sin embargo las intenciones de convertirse en Primera Dama de Argentina quedaron solo en el deseo, pues Menem perdió las elecciones.



La relación de la diva chilena con la prensa argentina no fueron muy cordiales. Varios diarios y programas de TV del país del Plata la acusaban de arribista, de querer solo el cargo por vanidad, que pretendía ser una segunda Evita Perón y sacar partido personal con aquella dignidad. La tensión subió muy alto cuando una revista publicó en su portaba una foto de Cecilia desnuda y tapada con una estola con los colores de la bandera argentina. Se dijo que era una falta de respeto a los símbolos patrios y a la dignidad de ese pueblo. Ella tuvo que pedir disculpas a las personas que se sintieron ofendidas, pero la guerra ya estaba declarada y los medios no le perdonaban ni un solo desliz.

En noviembre de 2003 nace en Santiago el único hijo de la pareja, Máximo Saúl, que siempre ha residido en la capital chilena. En 2007 el matrimonio Menem-Bolocco se divorcia y cada uno continúa su vida en sus respectivos países.



El pasado domingo 14 Carlos Saúl Menem fallece en Buenos Aires. Cecilia Bolocco y su hijo Máximo Menem intentaron asistir al funeral, pero debido a las restricciones por la pandemia no consiguieron obtener el permiso a tiempo para visitar Argentina. La prensa informó que hace dos meses, cuando ya el expresidente estaba enfermo e internado en un hospital porteño, su hijo lo visitó, conversaron por varias horas y limaron las asperezas que los separaron durante algunos años.



El anillo de oro y diamantes de Bulgari, que Menem le obsequió a la Bollocco, lo conserva en su joyero, manifestó la diva chilena, y representa una parte importante de su vida, que no solo la llevó al altar, sino que hizo posible que llegue a ser madre.

Comentarios