Escucha esta nota aquí

El actor Brad Pitt es uno de los galanes indiscutibles de Hollywood. Es guapo, tiene una larga carrera de éxitos cinematográficos y ganó un premio Óscar. A muchos les gustaría estar en su lugar. Sin embargo, sin querer, un trabajador de la construcción en Oxford, Reino Unido, se ha hecho conocido gracias a su parecido físico con el artista estadounidense. Se trata de Nathan Meads, que no está dejando pasar su cuarto de hora de fama y está sacándole provecho a su similitud con el rubio galán.

Nathan tiene 35 años, es soltero y hace un año empezó a notar que la gente en la calle lo miraba mucho. Al principio él creía que era por su buena apariencia física, por sus 1,80 m de estatura, su buen físico, su rubia cabellera y su par de ojos azules que siempre le trajeron suerte.

Hasta que sus colegas le dijeron que se parecía mucho al actor Brad Pitt. Consultó con otras personas y se lo confirmaron, buscó fotos del actor y se dio cuenta que sí, que él y el artista estadounidense tenían facciones muy similares, cuenta el portal La Noticia.

Con el tiempo su popularidad fue aumentando. La gente se le acercaba, le pedían autógrafos, tomarse fotos o simplemente saludarlo. Algunos sabían que se trataba de una persona parecida a Brad Pitt, pero también había muchos que creían que era el famoso actor, pues se le abalanzaban para tocarlo y hasta besarlo.



Hasta ahí todo era divertido para Nathan Meads, hasta que se le hizo incómodo salir a la calle sin que las personas le hablen y le pidan selfies. Dice que no podía ni ir a comprar a una tienda, pues hasta los vendedores querían fotos con él. A ese extremo la situación se volvió insoportable, pues perdió parte de su vida privada, informa el diario argentino Clarín.

Pero así como su nueva fama era incómoda, también tuvo su parte buena. Mediante sus redes sociales, que se llenaron de seguidores, conoció a una chica llamada Adiel, con la que inició primero una relación de amistad. Se vieron personalmente y se gustaron, luego empezaron un romance que hasta el momento va bien.

Aprovecha la fama

Un allegado le manifestó a Natahan que le saque provecho a su fama, pues su popularidad puede ser solo momentánea y después terminar. Le sugirió que trabaje como modelo, animador de fiestas y hasta de doble de Brad Pitt.

Consiguió algunos de esos trabajos y contó que llega a ganar hasta mil dólares al día por asistir a eventos públicos, donde lo presentan como el doble de Brad Pitt, el hombre que se parece a uno de los actores más populares de Hollywood.



Algunas tiendas lo contratan para que de la bienvenida a sus clientes y para que atraiga a otros, ganando lo mismo que en la fiesta, que para Nathan es bastante, pues en un día recibe lo que en su trabajo de la construcción lo hacía en dos semanas, sin hacer mucho esfuerzo.

La BBC de Londres ya lo contactó y no solo le han hecho entrevistas, sino que apareció en algunos capítulos de la serie Silent Witnes y ha sido postulado para participar en una de las ediciones del reality show Gran Hermano Reino Unido, que con seguridad le abrirá otras puertas, cuenta Clarín.

También empezó a trabajar como modelo para marcas de ropa como Chic New York Runaway y Brute Impact Fashion. Todas las empresas aclaran que se trata de una persona que es muy parecida a Brad Pitt, en ningún momento lo hacen pasar por el actor. Su cuenta de Instagram ya tiene 13.000 seguidores y la cifra va creciendo.

En sus entrevistas Nathan Meads aclara que él no buscó la fama, que le llegó por su parecido físico con el actor estadounidense, con quien nunca se compara ni intentará reemplazarlo. Sin embargo, cree que debe sacar beneficio a dicha similitud. Ahora se está acostumbrando a su popularidad, aunque confiesa que extraña su anonimato, cuando salía a la calle como cualquier ciudadano.

Brad Pitt no ha hecho ningún comentario sobre el parecido del obrero de la construcción inglés. Al parecer tiene otros asuntos que ocupan su tiempo, como sus películas, pasar tiempo con su nueva novia y los problemas legales que mantiene con su exesposa Angelina Jolie.